Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 28 de mayo de 2017

Ricos latinoamericanos no quieren pagar impuestos

Por LauraB

En América Latina los ricos pagan menos impuestos que en el resto del mundo. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) el 10 por ciento más rico es dueño del 71 por ciento de la riqueza pero paga solo el 5 por ciento de su renta.

Los millonarios tributan entre el uno y el tres por ciento de su ingreso bruto. En Estados Unidos, por ejemplo, el aporte de los acomodados es de 14,2 puntos porcentuales, mientras que en algunas naciones europeas excede el 20 por ciento.

El fenómeno no es nuevo. Hace seis años el organismo de la Organización de Naciones Unidas señalaba en el informe Evasión y equidad en América Latinalo siguiente:

“Los países de América Latina tributan poco y mal. Se caracterizan por tener una baja presión tributaria, una estructura sesgada hacia impuestos regresivos y tasas de evasión y elusión fiscal bastante elevadas, lo que restringe la posibilidad de instrumentar políticas fiscales redistributivas y su efectividad”.

Respecto a la evasión de impuestos sobre la renta personal, corporativa y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) la Cepal dijo que provocaba pérdidas de más de 320 000 millones de dólares al año, o sea, el 6,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Jorge Gaggero, miembro de TaxJustice, una red internacional para la justicia fiscal dijo a BBC Mundo que “en naciones como México y Venezuela, los ricos no están gravados de modo relevante porque la recaudación proviene del petróleo, que termina siendo una fuente de evasión fiscal”.

Para el especialista “en las naciones de América Central los ricos gobiernan para sí mismos, algo que se refleja en la estructura impositiva. En el caso de Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia y Ecuador, son países que han avanzado, pero no han resuelto la inequidad impositiva y los altos niveles de evasión”.

Asimismo, detalló que los esquemas tributarios vigentes se deciden entonces teniendo en cuenta la correlación de fuerzas en las distintas sociedades.

Para frenar un poco el problema que sigue sin solución, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe indicó los Estados que promuevan la equidad a través de un gasto social más eficiente.

No obstante, para ello es necesario tener una carga tributaria responsable. Abogó en ese sentido por sistemas tributarios cuya carga sea afrontada por los que más tienen, como los impuestos a la renta personal y al patrimonio.

La recaudación impositiva que financia el gasto público se basa en impuestos directos (a la renta y a la propiedad) e indirectos (al consumo).

En América Latina y el Caribe la mayor parte de los impuestos que se recaudan provienen del consumo, no de la renta. Los primeros favorecen la equidad bajo el principio de que el que más tiene más paga, mientras que el impuesto al consumo –conocido también como al valor agregado o IVA– se basa en que el rico y el pobre pagan el mismo impuesto añadido al precio de un producto.

 

Fuentes

Comentarios destacados

Best Comments (last month)