Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 11 de junio de 2017

Ajo,el remedio que necesitas para tu colesterol alto

Por Diana Lorenzo

A los cocineros más experimentados no puede faltarles en su mesa de trabajo. Sin embargo, no solo condimenta exquisitamente nuestra comida, es también el ajo un excelente aliado para la salud. Estudios recientes han demostrado que consumir ajo puede bajar considerablemente los niveles de colesterol malo en nuestro organismo, y evitar enfermedades degenerativas como la arterioesclerosis o la hipertensión arterial.Los beneficios del condimento no son del todo novedosos, desde tiempos antiguos, según narra la literatura, reyes y monarcas lo consumían, incluso lo llevaban al “más allá”. El faraón Tut de Egipto, fue uno de esos que se llevó el ajo, incluso a la tumba, literalmente. 

Entre los más preciados beneficios del ajo está su efecto regulador del colesterol; y es que el cuerpo humano puede contener dos tipos de colesterol, el de baja (LDL) y el de alta densidad (HDL). Aunque pueda parecer lo contrario, el HDL o de alta densidad es el conocido colesterol bueno, pues transporta las altas concentraciones de LDL fuera del organismo. En tanto, es el colesterol de baja densidad, aquel que se adhiere a las paredes de las arterias ocasionando ataques al corazón, arterioesclerosis y otras enfermedades muchas veces mortales.

Pero, ¿por qué el ajo reduce el colesterol? Algunos definen al ajo como el rey de los antioxidantes, una propiedad que impacta positivamente en el exterminio del colesterol malo en nuestro organismo. ¿Por qué? La función de los antioxidantes es romper la capa arterial que forman los radicales libres, causantes del cáncer. Las conclusiones van más allá de lo especulativo, investigadores del tema en la Universidad Estatal de Pensilvania, luego de realizar experimentos tanto en ratas como en animales, comprobaron que en ambos casos, cuando se consumía ajo, el colesterol disminuía sus índices.

Aunque, más allá de este marcado beneficio, el ajo ayuda a nuestro organismo en muchas otras maneras. Destacan sus propiedades antibacterianas, atacando y eliminando bacterias nocivas como la Salmonella. Para aquellos que combaten contra el acné, sepan que el condimento también les favorecerá si le consumen. Además, en cuanto a su efecto en la sangre ayuda a desintegrar coágulos de sangre y ralentiza el proceso de envejecimiento del hígado. Varias fuentes aseguran que consumir en las mañanas en ayunas un diente de ajo en una cucharada de miel, favorece la pérdida de peso en los obesos, fortalece el sistema inmunológico y el aparato respiratorio.

 

 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)