Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 15 de junio de 2017

Crónica de una derrota anunciada

Por Nacional Newsgur

El debate sobre la moción de censura propuesta por Podemos finalizó este miércoles con la votación en el Congreso donde el 76% de los diputados votó en contra o se abstuvo. Tras dos días de debate y cara a cara entre Pablo Iglesias, candidato alternativo, y el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, finalmente y tal como se esperaba, la moción no ha salido adelante. Iglesias solo ha contado con los apoyos de ERC, Bildu y Compromís. Los 170 noes se han impuesto a los 82 síes dejando por el camino hasta 97 abstenciones entre las que se encuentran las de los diputados socialistas.

Lo que anunció este miércoles la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, era la crónica de una derrota anunciada. El martes se abrió el debate sobre la moción de censura presentada desde las filas de Podemos a Mariano Rajoy por los altos niveles de corrupción que se estaban dando en el partido del Gobierno. Y tras largas horas de debate, este miércoles se produjo la votación que dijo no a la moción. El 76% de los diputados allí congregados impidieron que la propuesta de la formación morada saliese adelante. Un total de 170 votos en contra, 97 abstenciones y 82 votos a favor, fue el resultado de la consulta que tumba así la idea de Pablo Iglesias de situarse como nuevo presidente del Gobierno de España.

Solo ERC, Bildu y Compromís apoyó esta moción junto a Podemos. Si bien es cierto que todos los grupos de la cámara se mostraron críticos con Rajoy, quien tan solo ha contado con Ciudadanos y Coalición Canaria en el apoyo en contra de la moción, no todos vieron con buenos ojos la propuesta de Iglesias como candidato alternativo.

“Estoy satisfecho porque la moción ha sido rechazada por una amplia mayoría”, recalcó el presidente del Gobierno tras finalizar el debate. Rajoy ha sido el único presidente, en las tres mociones de censura que se han sucedido en la historia de la democracia española tras la dictadura franquista, que ha intervenido en el debate y no ha delegado en sus ministros. Así mismo, aseguró que el rechazo a la moción supone el no a “radicales, extremistas y personas con comportamientos poco saludables”.

Iglesias, tras más de 12 horas de debate, fue aplaudido por los suyos a pesar del fracaso de su propuesta. Un Iglesias que se mostró realmente crítico con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, mientras que no paró de lanzar guiños al reelegido Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, representado por su portavoz provisional José Luis Ábalos.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)