Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 20 de junio de 2017

Cuando se miró, el ombligo ya no estaba allí

Por Marta A.

El dinosaurio de este cuento, o mejor, el ombligo, desapareció. Cuando la instantánea del abdomen perfecto llegó a su cuenta de Instagram, simplemente ya no estaba ahí. Y la actriz venezolana, que será una de las protagonistas de la novedosa temporada de la telenovela Señora Acero, actualmente en grabación, parece no haberse dado cuenta del desliz. La única explicación posible hasta el momento, parecía ser un desacertado error de photoshop que ahora nos confunde. Porque lo que está claro es que Gaby Espino no es ningún clon o criatura creada artificialmente, de esas que aunque no sean humanas posee apariencia exactamente igual a nuestra especie.

 

Tal pareciera que estamos en un divertido, más bien sarcástico episodio de Los Simpsons, de la Casa del árbol del horror, o Treehouse of Horror  XIII. Horror sería que ahora tengamos que intentar distinguir, si la ausencia del ombligo de la actriz tiene que ver con que simule ser, con propósitos oscuros y malignos, una humana. Maldad sería la de haberle dado tanto Photoshop a punto de eliminar en ella esa marca que a todos acompaña desde el nacimiento. O a casi todos sabemos que la modelo checa Karolína Kurková es una de esas muy raras excepciones, que constituyen una anomalía del cuerpo.

Y lo de Gaby Espino— o más bien del equipo que estuvo detrás de la sesión de fotos que llevó a cabo en México, país donde se encuentra la redacción de la revista Vanidades, tanto para dicho país, como la edición para Estados Unidos, luego de que por su talento fuese elegida para ser la portada de su más reciente edición— si resultara incoherencia, lo es más bien del sentido común y no de la genética.

Sin embargo Vanidades confirmó hace solo unas horas a People en Español que no hubo uso de programas de edición en la imagen. Refieren que el ombligo de la actriz se encuentra cubierto abajo del pantalón, pues Espino posee un torso alargado y el pantalón es de estilo pretina alta. La foto igual deja sus dudas.

La actriz, es por su belleza y talento una de las latinas más exitosas del mundo del entretenimiento en español, eso es seguro. Su trayectoria profesional, como modelo, actriz de cine y ahora de televisión es prometedora y ha sido casi ininterrumpida desde 1997 hasta la fecha, por lo que más de un fan, acostumbrados a apreciar sus encantos, se preguntan ahora mismo qué pasó en esa foto, la cual se ha convertido en tendencia en las redes.

¿Será un ardid de la Señora Acero contra su pesadilla Indira Cárdenas, la nueva jefa del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, en la ciudad de El Paso, Texas (papel de Espino en la telenovela)? Sí hay consuelo en que fuese un error, pues no es Gaby Espino la única, sino que se suma a otras celebridades que han sido víctimas de las alteraciones extremas en Photoshop, por ejemplo Lyndsay Lohan, Sofía Vergara y Cameron Díaz.

Pero habrá que averiguar, porque si bien después de nacer, el dichoso ombligo no sirve para nada y queda atrás la magia del cordón umbilical, el caso es que existe y debería estar allí. ¿O acaso es una vanidad de Vanidades, — pantalón alto por medio—y la nueva moda es no tenerlo?

Comentarios destacados

Best Comments (last month)