Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 16 de junio de 2017

¿Cuánto vale el talento de la Sub-21 española?

Por Aliet Arzola

Uno podría pensar que España tiene una extraordinaria selección nacional de fútbol, que podría salir mañana mismo a la discusión de un Mundial con pasmosa tranquilidad, en parte porque todavía se mantienen en el firmamento varios de los baluartes del título universal del 2010, y, además, porque a esa generación histórica se ha unido otro grupo de talentosos chicos con un valor incalculable. Muchas de estas nuevas estrellas brillarán con luz propia en el venidero Europeo Sub-21 de Polonia, donde la escuadra que dirige Albert Celades será una de las grandes animadoras y favorita indiscutible al título continental, el cual quieren recuperar tras perderlo en la pasada edición del 2015 en la República Checa.

España ganó las ediciones de 2011 y 2013 en Dinamarca e Israel, respectivamente, apoyada en figuras excepcionales que hoy dejan su huella en los mejores clubes del Viejo Continente. De Gea, Carvajal, Koke, Isco, Morata, Azpilicueta, Ander Herrera, Thiago Alcántara, Dani Parejo, Muniain, Illara o Bartra son algunos de los más recientes monarcas ibéricos, una generación que ya ha tomado protagonismo también en la selección absoluta, dirigida en la actualidad justo por el DT del Sub-21 en el 2013: Julen Lopetegui.

Pero de cara al venidero reto en Polonia, el mentor Albert Celades también dispone de una gran cantera, con la cual podría derrotar a un buen grupo de naciones con sus mejores jugadores en el campo. Marco Asensio, devenido en pilar fundamental del Real Madrid bicampeón de Europa y titular de la Liga, es el líder indiscutible de “La Rojita”, en gran medida por su magnética personalidad y la belleza de su juego. El mallorquín es un futbolista total, que encaja tanto en la vertiginosa puesta en escena del Madrid como en el juego de damas del Barcelona, moviendo el balón de un lado a otro y mareando al rival.

Asensio maneja todos los registros. Su conducción del balón es exquisita y sublime su visión para seleccionar la mejor opción de pase. Además, tiene una gran precisión en sus pases, juega muy bien los desmarques, es veloz en los piques, su regate puede impresionar al más recio defensor y es elegante en las definiciones, aspecto en el que todavía puede ganar en sangre fría. Pero esto llegará con el tiempo y los minutos, que al parecer no le faltarán ni en el Madrid ni en la selección española absoluta, a la cual ya ha sido convocado pese a su juventud.

Si bien su impacto en la inminente lid Sub-21 será decisivo para España, estará acompañado por otra camada fabulosa que podría provocar una danza de millones en Europa si clubes poderosos se alinean para ficharlos. En la delantera Sandro se roba los titulares tras su gran campaña con el Málaga. Desechado por el Barcelona, donde se formó como canterano en La Masía, el ariete despuntó como uno de los más efectivos rematadores de la Liga y ahora será el nueve indiscutible, el encargado de perforar las redes polacas, misión que afronta con mucha ilusión.  

Pero las piezas valiosas aparecen en todas las líneas. En la defensa Jesús Vallejo acaba de confirmar su regreso al Real Madrid tras una temporada de lujo en el Eintracht Frankfurt de la Bundesliga, mientras Héctor Bellerín, pretendido por el Barcelona, es un fijo en el lateral derecho del Arsenal, y Gayá uno de los carrileros zurdos de mayor proyección y pegada en España, donde viste la casaca del Valencia. No obstante, la medular es donde más joyas se reúnen, con varios de los más talentosos cerebros del fútbol europeo del momento.

Carlos Soler ha despegado este año en el Valencia, donde ha llamado la atención su criterio en la conducción del juego; Dani Ceballos ha sido el alma del Betis y se rumora que podría acabar en un grande de España (¿el propio Madrid?), mientras Marcos Llorente, Saúl y Denis Suárez conforman un trío que roba, distribuye y desborda.

Llorente brilló en su cesión al Alavés y eso le vale para regresar al Madrid como escudero de Casemiro, amparado en su excepcional capacidad de recuperación y seriedad en la distribución. Por su parte, Saúl se ha nutrido de los conocimientos y la experiencia de Diego Simeone en el Atleti y ya es uno de los más sólidos centros de todo el continente, con la peculiaridad de que tiene capacidad de definición de cara a puerta y equilibra el juego en la medular, lo mismo defendiendo que proyectándose al ataque, el clásico todocampista del fútbol moderno. Por último, Denis Suárez no ha tenido todas las oportunidades que amerita en el Barcelona, pero su cambio de ritmo y regate lo ubican como un perfecto jugador de banda, tal vez una versión mejorada y más consistente de Jesús Navas.

En la delantera no faltan cartas para hacerle la competencia a Sandro. Deulofeu es intermitente pero su desborde está entre los mejores de la hornada joven, al igual que Iñaki Williams, uno de los pilares del Athletic de Bilbao. Más músculo y tipo de delantero clásico aporta Borja Mayoral, otro canterano del Real Madrid que querrá lucir en el Europeo para convencer a la entidad blanca de su regreso a la capital española luego de una estancia no muy agradable por Alemania.    

España está enclavada en el Grupo B del Europeo Sub-21, junto a Macedonia, Portugal y Serbia. Para superar la fase de grupos, los ibéricos tendrán que ser primeros de la llave o culminar como el segundo lugar de mejor rendimiento, pues en la siguiente instancia solo se incluirán cuatro escuadras que disputarán las semifinales. Para los españoles tiene un valor especial llevarse la corona en esta categoría, porque supondría su quinto trofeo de monarcas, igualando a Italia como los máximos ganadores históricos de un evento que surgió en 1978.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)