Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 20 de junio de 2017

El importante rol del ecosistema de manglar en América

Por Elizabeth Almeida

Los manglares son extensas áreas de bosques costeros localizados en las zonas tropicales y subtropicales del planeta que se dan principalmente en caudales importantes que desembocan en el mar, lo que produce acumulaciones de fango y de salinidad. A nivel mundial, los bosques de manglares están formados por numerosas especies vegetales, conformados por más de 50 especies pertenecientes a 12 familias botánicas. Los manglares tienen una gran importancia para el Medio Ambiente en general, principalmente porque constituyen sistemas de transición entre el medio terrestre y marino lo que le confiere una importante función ecológica. Favorecen actividades económicas como la pesca al proveer refugio para especies de gran demanda como el camarón y la langosta.

Los ecosistemas constituyen desde refugio de fauna y fuente de alimento, hasta barreras contra fenómenos naturales y dentro de estos últimos se incluyen los bosques de mangle. Estas especies de bosques poseen características especiales que les permiten desarrollarse en ambientes acuáticos y en medios salinos, por lo que normalmente se encuentran en costas y desembocaduras de ríos.

Aunque en el mundo se han reportado una gran cantidad de especies de manglares, en América se conocen solamente 11 especies de plantas, de las cuales, cuatro pertenecen al género Rhizophora, y cuatro al de las Avicennia. Los manglares tienen una gran importancia para el Medio Ambiente en general, principalmente porque constituyen sistemas de transición entre el medio terrestre y marino lo que le confiere una importante función ecológica. Favorecen actividades económicas como la pesca al proveer refugio para especies de gran demanda como el camarón y la langosta.También, las maderas de los manglares sirven para la fabricación de viviendas, botes, puentes y para la producción de carbón, y la corteza de algunas especies es utilizada en la medicina natural tradicional.

Expertos han definido entre las principales funciones y servicios ambientales de los bosques de mangle se encuentran la constitución de esta franja de bosque protectora de las costas con función ecológica, económica y estratégica y el mantenimiento del equilibrio en la zona costera al impedir el avance de la salinidad y del nivel del mar. A ello se suma la contención de la erosión costera, la reducción del riesgo de daños que puedan causar a la población, infraestructura productiva y cultivos agrícolas, los eventos naturales asociados a las aguas como las marejadas, las tormentas tropicales y huracanes, la conservación de biodiversidad, ya que sirven de hábitat permanente o temporal para especies importantes tanto endémicas, raras, amenazadas como en peligro de extinción y el mantenimiento de pesquerías locales, para proteger el hábitat de especies comerciales y de pesquerías costeras o de altura, pues sirven de refugio a especies comerciales durante sus etapas juveniles.

Sin embargo, muchos problemas han afectado a los manglares en gran parte de América, algunos asociados al cambio climático y otros por la mano del hombre como son el vertimiento de residuales de las industrias hacia las zonas costeras como el petróleo, centrales azucareros, fábricas de bebidas alcohólicas, metalúrgicas y de centros vacunos y porcinos, el represamiento de ríos que eliminan el aporte de agua, sedimentos y nutrientes hacia el manglar, el relleno de lagunas costeras, la conversión de áreas de manglares a otros usos, lo que provoca que algunas áreas netamente protectoras del litoral se vean sometidas a procesos extractivos y los incendios forestales.

Como señalábamos con anterioridad, los manglares han sido afectados también, pero en menor medida, por causas naturales como la el avance del mar sobre las costas y el aumento de su nivel, la acumulación de arena debido a cambios en la dinámica costera, que provoca el recubrimiento de las raíces de los mangles y causa su muerte, el efecto destructivo de eventos meteorológicos extremos como ciclones y huracanes, muy habituales en áreas del Caribe y la disminución de las precipitaciones.

La desaparición de las líneas de manglares en dioversos lugares de América implica que el mar penetre en mayor medida y cause inundaciones en las comunidades cercanas a la costa y daños en las edificaciones y en las redes hidráulicas.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)