Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 16 de junio de 2017

El norteamericano liberado por Norcorea vuelve con una lesión neurológica

Por Mayli

Otto Warmbier, un estudiante estadounidense de 22 años, ha vuelto a casa después de 17 meses de prisión en Corea del Norte, pero en estado de coma. Según el gobierno de Pyongyang, su grave estado de salud es debido a botulismo y una píldora para dormir que le dieron ellos mismos, pues el reo tenía "problemas para conciliar el sueño". Su padre, Fred Warmbier, dijo que no cree en la explicación de Corea del Norte. También agregó que no había razón para que se mantuviera en secreto la condición delicada de su hijo y le negaran la atención médica de primera línea. 

Otto Warmbier era un estudiante universitario, que en 2016 se enroló en un viaje turístico a Corea del Norte por intermedio de una compañía turística china, solo serían unas semanas de visita al "misterioso" país. Lo que no sabía Otto es que no regresaría hasta 17 meses después, y en una camilla de cuidados intensivos en estado de coma. El régimen de Pyongyang asegura que su estado se debe a un botulismo (envenenamiento poco frecuente ocasionado por las toxinas que produce la bacteria Clostridium botulinum. El botulismo puede ser mortal y requiere atención médica de emergencia) y una píldora para dormir que le suministraron ellos mismos.

En marzo de 2016, el estudiante de 22 años había sido capturado por la policía norcoreana, porque había intentado robar un cartel de propaganda política del gobierno en un hotel. La pena fue de 15 años de trabajos forzados. Además del estado grave de Otto lo que más llama la atención es por qué el gobierno no avisó a los familiares del joven de su delicado estado, y no le se sometió al tratamiento adecuado a tiempo. 

Fred Warmbier dijo que era un regreso agridulce."Hay un alivio de que Otto ahora está en casa en los brazos de aquellos que lo aman y lejos de la ira con la que fue brutalmente tratado por tanto tiempo", dijo el progenitor en una conferencia de prensa en Wyoming High School, donde Otto se graduó en 2013. Para honrar a su hijo, Fred Warmbier usó la misma chaqueta que usó cuando Corea del Norte lo presentó ante los medios en marzo de 2016 en un evento en el que confesó con lágrimas que intentó robar una pancarta de propaganda mientras visitaba el país asiático. 

Fred Warmbier, el padre apesadumbrado, también dijo que no sabe por qué Corea del Norte liberó a su hijo, pero que el país no hace nada por "la bondad de sus corazones". Pidió además que se liberaran a otros tres estadounidenses que se encuentran allí encarcelados."No hay excusa para la forma en que los norcoreanos trataron a nuestro hijo". Fred también expuso a la prensa que había recibido una llamada muy especial, donde se le había comunicado los esfuerzos que había hecho el gobierno norteamericano para traer a casa a Otto. El gobierno estadounidense acusa a Corea del Norte de usar a esos detenidos como peones políticos, en lo que Corea del Norte acusa a Washington y Corea del Sur de enviar espías para derrocar a su gobierno. Mientras en el medio está la gente común y las familias que terminan destruidas en un conflicto de nunca acabar.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)