Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 18 de junio de 2017

Israel avanza sobre Palestina una vez más

Por DesdeCuba

Los israelíes avanzan una vez más sobre los territorios palestinos en franca violación de todas las normas del Derecho Internacional. La situación está matizada por los ánimos extremistas que reinan en la región; las ideologías y los fundamentalismos religiosos tienen un papel preponderante. en consonancia con lo anterior, Israel ha diseñado una política de colonización que además de ilegal, tiene como objetivo una destrucción de la identidad cultural Palestina y el rompimiento, para siempre de los vínculos de los palestinos con su tierra. En ese contexto Lieberman declaró, públicamente, que elogiaba la conducta agresiva de su Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, para la expansión de los asentamientos judíos.

El conflicto palestino-israelí data desde 1948 y sus saldos no son para nada positivos. La peor parte en el asunto de la han llevado los palestinos, quienes hasta el día de hoy carecen de un Estado y han sido sometidos a los hostigamientos continuos de la contraparte israelí. Uno de esas acciones agresivas, a pesar de no representar un conflicto armado en sí misma, es la construcción de asentamientos judíos en la Ribera Occidental. Recientemente se aprobó la construcción de un gran número de estos, lo cual incrementará considerablemente el número de pobladores judíos en el área.

Según el Ministro de Defensa de Israel Avigdor Lieberman, su gobierno ha aprobado la construcción de más 8000 nuevas unidades habitables en la mencionada zona, la cual permanece bajo una ocupación ilegal israelí. La cantidad mencionada constituye la mayor en 25 años. Poco más de 3000 de los 8000 asentamientos aprobados comenzarán su construcción de inmediato según fuentes oficiales. La acción forma parte de los planes israelíes de colonización de los territorios pertenecientes a Palestina, acto condenado infinidad de veces por la Comunidad Internacional.

La situación está matizada por los ánimos extremistas que reinan en la región; las ideologías y los fundamentalismos religiosos tienen un papel preponderante. En ese contexto Lieberman declaró, públicamente, que elogiaba la conducta agresiva de su Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, para la expansión de los asentamientos judíos. Actualmente, debido a la ilegal política colonizadora, viven en estas regiones ocupadas más de medio millón de judíos; 400.000 en la Ribera Occidental y 200.000 en Jerusalén Este.

Contraria a las declaraciones del ministro israelí son las del presidente del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan; quien afirma que el número de viviendas no sobrepasa las 2000, pues de las 8000 aprobadas, muchas han sido cuantificadas varias veces. Estas declaraciones no parecen ser muy ciertas, pues resultaría vergonzoso tal nivel de descontrol al interior de la administración israelí.

Sin embargo, puede presumirse de dos posibles intenciones. Primera, pudiese estar intentando desacreditar la imagen de su propio gobierno al desmentirlo. De esta forma, ejerce una mayor presión con el objetivo de aumentar el número real de viviendas judías. La segunda versión es totalmente opuesta, pues la contradicción pudiera tener como objetivo demostrar que su gobierno solo intenta impresionar a la opinión pública con sus acciones extremistas, como suele ser la costumbre de las autoridades hebreas. Así, Dagan sería la contraparte que “calma” al mundo mostrando que las cifras reales no son tan alarmantes. En cualquier caso, es necesaria más evidencia para lograr desifrar la verdad detrás del asunto.

Más allá de las declaraciones de Lieberman y Dagan y de la contradicción cuantitativa existente entre ambos. La nueva ola de construcciones constituye una flagrante violación del Derecho Internacional y de los más elementales principios de convivencia pacífica entre los Estados. Israel emplea técnicas de potencia colonizadora que intenta enredar, aún más, la compleja situación de las poblaciones judías, cristianas y musulmanas en la zona; con lo cual haría mucho más difícil la solución del conflicto actual. Es por actitudes como esta que la Embajadora norteamericana ante las Naciones Unidas ha sido puesta en ridículo hace dos semanas en Ginebra. En la ocasión NikkyHaley, se pronunció en contra del gran número de resoluciones contra Israel en el Consejo de Derecho Humanos, las cuales están muy bien justificadas evidentemente.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)