Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

lunes, 19 de junio de 2017

Las diabluras de Asensio

Por Aliet Arzola

Marco Asensio va para crack. El balear no cesa en su empeño de cautivar a los amantes del fútbol, y en su estreno en el Europeo Sub-21 anotó un hat trick que dejó boquiabiertos a entendidos de todo el planeta. Dos disparos teledirigidos, quiebres espectaculares, pases medidos y perfecta compenetración con sus compañeros, marcaron el debut del jugador del Real Madrid con España en el torneo continental de selecciones, en el cual se ha propuesto encumbrar a La Rojita y terminar de convencer a todos de que sus ansias de titularidad en el club merengue no se basan en un simple deseo juvenil.

Tras un espectacular cierre de temporada con los blancos campeones de La Liga y de la Champions, torneos en los cuales concretó partidos espectaculares de la mano de Zinedine Zidane, el mallorquín se ha ganado el respeto de sus compañeros y el cariño de una afición que pide a gritos se desestime cualquier oferta por un chico que puede marcar una época con el Madrid. Hasta cierto punto, esas demandas de los seguidores merengues y del propio entrenador han causado impacto en la cúpula del club, decidido a firmar una renovación que blindaría por completo a su nueva luminaria hasta el 2022.

Ahora, esa percepción de que Asensio va para fenómeno ha crecido tras su descomunal puesta en escena en Polonia, donde disputa el Europeo Sub-21 junto a una generación de futbolistas españoles destinada a tomar el relevo dorado de aquellos bicampeones continentales y titulares del mundo que dirigía Luis Aragonés, primero, y luego Vicente Del Bosque. Asensio es el alma de la escuadra que comanda Albert Celades, y así lo constató frente a Macedonia en el Stadion GOSiR, de la ciudad Gdynia, donde los ibéricos golearon 5-0, también con dianas de Saúl (chilena espectacular) y Deulofeu (de penal).

Ante los ojos de muchos medios que siguen el torneo, el balear comenzó su recital con un bombazo de casi 30 metros que se coló por la escuadra, un misil directo a las redes que dejó perplejos a todos, en gran medida por la precisión, la potencia y la confianza a la hora de realizar el disparo. En su segundo tanto tuvo algo de fortuna, porque su remate se desvió en un defensor, solo que antes había realizado un regate a la velocidad de la luz en medio del área, espacio en el que un buen grupo de futbolistas no tienen ni la vista ni las ideas claras.

El tercer gol fue una obra de arte, en parte por la conducción del balón desde el centro del campo y por la sangre fría para rematar cuando había arrastrado a casi toda la marca de Macedonia. Por el corte hacia adentro, la bola pegada al pie y el remate ajustado y fuerte, este gol de Asensio guarda similitudes con las carreras desenfrenadas de Messi por la derecha y sus recortes al medio, las cuales nadie puede detener a pesar de que saben exactamente cómo se moverá.

Pese al lógico deslumbramiento de la prensa mundial y los continuos guiños, Marco insiste en que debe ser humilde y continuar con el trabajo, sin cesar, porque los elogios pueden arrollar a cualquier talento si se le suben los humos a la cabeza. Y es que el mallorquín ha logrado todo en su carrera en base al sacrificio, saliendo siempre desde abajo y prevaleciendo en cada paso por su calidad individual y su capacidad para adaptarse a los más disimiles entornos, desde la modestia de clubes no tan poderosos como el Mallorca o el Espanyol, hasta la siempre rutilante vida en los vestuarios del Real Madrid.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)