Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 8 de junio de 2017

Las diferentes versiones de la muerte del joven opositor Neomar Lander

Por Mayli

Neomar Lander se ha hecho famoso después de muerto, aunque con solo 17 años, hubiese preferido vivir que morir en una manifestación opositora al gobierno del presidente Nicolás Maduro en Caracas. Su nombre es tendencia global en Twitter, y los medios se debaten en diferentes versiones del por qué de su muerte, y qué fue realmente lo que le destruyera el pecho de tal manera. Lo cierto es que sin pretender darle la razón a nadie, las violentas manifestaciones se llevan otra vida joven de un venezolano. La prensa opositora cuenta que fue la Policía Nacional, la prensa oficial que fue un mortero casero.

Nadie se pone de acuerdo para esclarecer las circunstancias de la muerte del joven de 17 años y opositor al gobierno del presidente Nicolás Maduro, Neomar Lander. Se ha hecho famoso su nombre, y las fotos y videos de un cuerpo que no vuelve a la vida. La prensa opositora repite una y otra vez que la muerte se produjo luego que fuera impactado por una bomba lacrimógena a quemaropa, mientras los medios oficialistas ofrecían la versión de que le había explotado encima un mortero casero. Por su parte, el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, indicó que el joven sufrió una explosión al manipular un arma de fabricación artesanal. El Ministerio también acusó al diputado Miguel Pizarro de ser el responsable de las acciones violentas registradas esa tarde en la zona de la muerte de Lander. 

Un vídeo difundido en Twitter y luego compartido en varias redes sociales muestra el momento en que integrantes de la Cruz Verde intentan revivir al joven en la entrada del Metro en Chacao, en la Avenida Miranda. El manifestante falleció luego de recibir un impacto fuerte en el pecho, y aunque los paramédicos lo trasladaron a la clínica El Ávila, este ya no presentaba signos vitales. En las imágenes se puede observar a Neomar Lander tirado en el suelo, inconsciente y ensangrentado, con un gran agujero al costado derecho de su pecho, mientras un médico le practicaba ejercicios de reanimación, lo que fue infructuoso. Según el diagnóstico realizado en dicho centro médico, ofrecido por el alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchaco, el joven muerió tras un traumatismo torácico. La familia del fallecido, en específico un tío, declara: “Yo le diría al gobierno que basta ya de esta represión (…) esta es una maldad bien grande lo que están haciendo”. 

Del otro lado, medios de prensa como la multiestatal Telesur, informaban que "el joven, que era apodado Neón por sus amigos, murió cuando un arma artesanal (mortero) que manipulaba le estalló en el pecho". "Muere un manifestante opositor al manipular un mortero. Es información extra oficial", escribía la periodista de dicha cadena en su cuenta de Twitter. Mientras el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, también se pronunciaba por esa vía sobre la muerte del joven manifestante. "Otra víctima por presunta manipulación de mortero artesanal utilizado por pacíficos manifestantes. ¡Paren la locura!", insistía.

Winston Vallenilla, presidente de Tves, lo calificó al manifestante como "guarimbero", término típico para quienes buscan problemas en Venezuela, y también aseguró que murió al manipular un mortero. "Muere guarimbero al estallar mortero artesanal que manipulaba en calle Elice de Chacao, cerca del diputado Miguel Pizarro", escribía Vallenilla. Diosdado Cabello también mantenía la hipótesis del mortero. El Ministerio Público fiscal 98º del Área Metropolitana de Caracas investigará la muerte del joven. Por ahora, se siguen filtrando vídeos sobre la muerte de este adolescente venezolano. 

La violencia entre opositores y la Policía Nacional Bolivariana en las calles de Venezuela, se ha cobrado en dos meses la vida de 85 venezolanos y la jornada del 7 de junio cerró con la cifra de 200 heridos, según el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Vargas, José Manuel Olivares. La gran mayoría de los muertos no pertenecían ni a un bando ni al otro, a veces, simples testigos presenciales, llevados por una situación in extremis, donde nadie quiere ceder. Ni las manifestaciones son pacíficas, ni Venezuela está en tal calma como algunos pretender ver. La situación de crisis nacional es un hecho, solo hay que mirar las imágenes. Un día un chavista quemado vivo, al otro un opositor que le estalla el pecho. 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)