Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

sábado, 3 de junio de 2017

Los adolescentes, fans de la cirugía estética

Por Miss GD

Muchos adolescentes de todos los países del mundo quieren retocar su físico mediante cirugía estética. La belleza artificial, esa es la respuesta a una de las mayores preocupaciones de la juventud de todo el mundo, cómo lograr estar acorde al modelo de belleza actual y sentirse completamente seguro de sí mismo. Eso es lo que buscan hoy en día las mayoría de los jóvenes, particularmente las féminas, y dicho sea de paso, han encontrado el procedimiento para solucionar sus inquietudes: la cirugía plástica

 

Un estudio realizado por estudiantes de universidades colombianas refleja que para los adolescentes de hoy, la publicidad mostrada en los medios de comunicación ejerce una presión sobre las personas, lo que las lleva a realizar cambios en su cuerpo y a adquirir de manera compulsiva elementos como cosméticos, ropa y accesorios, los cuales invitan a tratar de alcanzar los estereotipos ideales de perfección de hombres y mujeres mostrados en los distintos medios publicitarios.

Se incluye además, la aceptación en los círculos sociales de su misma edad. Una de las cosas más importantes para los jóvenes es la aceptación en el grupo, y para lograr determinada popularidad es habitualmente necesario tener un físico y un modo de vestir de acuerdo a los cánones actuales. 

Hoy día, el cuidado del cuerpo se refiere más al aspecto exterior que a la salud, por lo que se han creado modelos estandarizados y estereotipos. Si hay algo que un adolescente no logar enfrentar es el rechazo social, por lo que una gran parte intenta hallar cualquier solución posible para estar a la altura de los cánones que rigen la estética actual. La nueva tendencia para logar una mejor imagen es la cirugía plática. Estos cambios en el cuerpo producidos mediante operaciones quirúrgicas que intentan “arreglar” algún defecto físico son la nueva moda implantada en la mayoría de los países del mundo y los jóvenes su audiencia principal.

Los regalos de cumpleaños para este sector poblacional han cambiado, ya no desean fiestas extravagantes ni ropa cara, ahora prefieren un aumento de senos, una  liposucción o quizás una remodelación de nariz, algunas de las cirugías “en boga” en el mundo actual que logran eliminar esos determinados e interminables defectos físicos que se encuentran día a día los adolescentes. 

Se cuentan a cientos las historias detrás de estas operaciones, ya sea por la negligencia médica o por la falta de cuidado tras alguna cirugía. Además, son muchas las féminas que se hacen adictas a esos procedimientos desde cortas edades, y que al alcanzar los treinta años se han sometido a más de una veintena de ellos para retocarse determinadas partes de su físico y así aspirar a alcanzar el modelo de belleza actual. A pesar de las historias que se oyen a diario, la gran verdad es que la mayoría de los jóvenes prefieren enfrentarse al salón de operaciones antes que al rechazo y las burlas de quienes los rodean por lo que hoy se considera un defecto físico fuera de la imagen que muestran los medios de comunicación, que puede ser diferente en cada región del planeta.

Datos de la Asociación Internacional de Cirugía Plástica Estética indican que Asia es uno de los continentes donde se presentan las mayores cantidades de cirugías estéticas, pero la región del mundo donde se realizan más intervenciones quirúrgicas de tipo invasivo y con fines estéticos es América Latina. Las jóvenes latinas de 15 años quieren agrandarse el busto aún sin terminar su desarrollo y aunque muchos cirujanos se niegan a operar a esa edad y sin el consentimientos de los padres, otros, por el lucro que puede dejar ese tipo de operación, sí lo hacen.

Para ese tipo de intervenciones en jóvenes siempre será importante el correcto asesoramiento con un profesional sobre el alcance de la intervención, un análisis profundo de los verdaderos motivos, más allá de posibles deseos inmaduros propios de los adolescentes y a veces pasajeros.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)