Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 7 de junio de 2017

Los siete intentos de asesinato contra Vladímir Putin

Por Miguel Darío García

La sociedad actual es gobernada por una élite que tiene sus objetivos muy claros y definidos, es decir, quitar del camino a quien no tenga sus mismos intereses. Al parecer el presidente de Rusia, Vladímir Putin, es uno de sus blancos al constituirse en un enemigo, ya que el mandatario logró efectivamente combatir en pocos meses el terrorismo fomentado en Siria.  Está muy claro que Putin ha logrado ser el principal escollo de las élites mundiales y esto casi le cuesta su vida. Su presencia es considerara tan amenazante para los intereses de unos pocos, que el estadista europeo ha sufrido siete intentos de asesinato en los últimos doce años.

En una reciente entrevista con  el director de cine estadounidense Oliver Stone, el presidente de la Federación Rusa, afirmó que tiene gran confianza en su servicio de seguridad y con amenidad señaló que no son tantos como los acaecidos al exlíder cubano, Fidel Castro, quien le había comentado que seguía vivo a pesar de haberse enfrentado a múltiples intentos de asesinarlo porque se ocupaba él mismo de su seguridad.

La primera tentativa ocurrió durante el mes de febrero de 2000, poco después de la llegada de Putin a la presidencia de Rusia (que ocupó entre 2000 y 2008), la prensa informó de que las milicias armadas chechenas habían planeado un atentado contra el mandatario en San Petersburgo, durante su asistencia al funeral de un antiguo alcalde de esa ciudad. En el mismo año pero en agosto el cuerpo de seguridad ucraniano detuvo a varias personas originarias de Chechenia y de Oriente Próximo que tramaban un atentado contra Putin con motivo de su próxima participación en evento celebrado en Yalta.

Más adelante, en octubre de 2001, los servicios secretos de Azerbaiyán aseguraron que habían abortado un atentado contra Vladimir Putin durante su visita oficial a Bakú. El ciudadano iraquí que supuestamente iba a perpetrarlo fue detenido y condenado a diez años de cárcel. 

Justo dos años más tarde, dos rusos se desplazaron de Moscú a Londres para reunirse con el antiguo agente de seguridad Alexandr Litvinenko y debatir con él un plan de eliminación física de Putin con la ayuda de chechenos, según los datos de Scotland Yard citados por el diario británico 'The Sunday Times'. Litvinenko, aconsejado por el magnate Boris Berezovski, denunció el caso ante la Policía, que detuvo a los sospechosos, dos antiguos agentes de la KGB.

En junio de 2007, los servicios secretos de Turquía detuvieron a cinco personas presuntamente vinculadas con Al Qaida que, según la prensa turca, planeaban matar a Putin durante su asistencia a la cumbre de la Organización para la Seguridad y la Cooperación Económica en el mar Negro, en Estambul, y en octubre de ese mismo año algunos medios de comunicación denunciaron, citando fuentes de los servicios secretos, los preparativos de un atentado contra Putin durante su visita a Teherán, los días 15 y 16 de octubre. En enero de 2008, la prensa rusa informó de la detención de un empleado del sector de telecomunicaciones que presuntamente había hecho circular los rumores sobre el atentado de Teherán.

La agencia de Contrainteligencia ucraniana, SBU, confirmaron el pasado lunes que los servicios de seguridad de Kiev habían desbaratado el pasado mes de enero un supuesto plan para asesinar a Putin. Según la televisión proubernamental Canal Uno, los agentes ucranianos detuvieron a principios de este año a dos miembros de un grupo islamista del Cáucaso Norte (sur de Rusia) que tenían previsto trasladarse a Moscú para asesinar a Putin.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)