Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 11 de junio de 2017

Niña ventrilocua asombra al mundo

Por G_nkerbell

La ventriloquia es el arte de modificar la voz, orientado al mundo del espectáculo, en el que el ventrílocuo debe ser capaz de dar voz al muñeco o marioneta sin mover, o casi sin mover, los labios de modo que una vez proyectada la voz, parezca originarse a partir del propio muñeco. Una joven asombra hoy al mundo con su dominio del espectáculo. Darci Lynne, de 12 años y su muñeca Petunia se ganaron al jurado del American Got Talent con una actuación impecable que se ganó no solo al jurado sino a toda aquella persona que visualiza el vídeo de su participación.

La ventriloquia es un arte poco reconocido actualmente, pero no por ello menos asombroso. Consiste en que los distintos actores que lo practican modifiquen la voz para imitar otras voces u otros sonidos, con la mayor discreción posible, tratando siempre de darle al público un acto de realidad engañosa. La ventriloquia está orientada al mundo del espectáculo, por lo que el ventrílocuo debe ser capaz de dar voz al muñeco, también conocido como dummie sin mover, o casi sin mover, los labios de modo que una vez proyectada la voz, parezca originarse a partir del propio muñeco. Existen muchas dudas y mitos en cuanto al desempeño a través de los años de los ventrílocuos, pues se han encontrado restos de ventriloquia en el arte egipcio y en la arqueología hebrea y muchos personajes reconocidos de ese arte han asombrado a la audiencia de tal manera, que han producido inquietudes e interrogantes sobre la técnica utilizada.

Expertos del ámbito revelan que en realidad el sonido que realizan como la voz del muñeco proviene de la garganta, que es el único órgano fonador, y no se proyecta de ninguna manera hacia ningún lugar, sino que se crea la ilusión de que proviene de otro lugar. Indican que para ello son importantes los movimientos del muñeco a la hora de llevar a cabo el acto, de su boca como si articulara palabras, de sus cejas, de su mirada fija en el público cuando se dirige a él y al ventrílocuo cuando le contesta, y muchos otros gestos que aseguran que la historia entre el actor y el muñeco sea creíble y agradable para aquellos que disfrutan del show.

Aunque hoy en día existen muchos que se dedican al arte de la ventriloquia, hay figuras que le han otorgado gran fama a ese arte, por la manera en que lograron capturara al público con sus historias y sus diálogos con los muñecos. El más famoso ventrílocuo que ha existido fue Edgar Bergen un artista de Chicago que se presentaba ante el público en traje de frac con su muñeco, Charlie, que llevaba un monóculo, galera de copa y traje de etiqueta., el cual lanzaba frases mordaces contra todo tipo de personas, llegando incluso a adquirir una personalidad propia que le causó conflictos a Bergen con miembros de su familia.

Está claro, por supuesto, que la ventriloquia es un arte muy complicado y solo lo pueden ejercer verdaderos profesionales aptos para hacer tal puesta en escena, pues aunque es imposible no mover nunca los labios al hablar, sí que se puede minimizar al máximo y eso es lo que hacen estos magos del espectáculo. Normalmente, cuando el espectador lleve un rato observando los labios del ventrílocuo y no aprecie movimiento se olvidará de ello y centrará la atención en el muñeco, completando así la ilusión.

En la actualidad, una joven ventrílocua ha asombrado nuevamente a la audiencia. A sus 12 años Darci Lynne ha dejado sin palabras a medio mundo con su actuación en el programa American Got Talent  acompañada de Petunia, una conejita vestida de rosa. El dúo canta a diferentes voces y con variables sonidos, además, la pequeña apenas abre los labios y cuando lo hace, el movimiento nunca se percibe. La performance dejó asombrado no solamente al jurado del concurso, sino al mundo en general, pues se dice que la carrera de un ventrílocuo requiere, además de talento natural para el espectáculo, años de entrenamiento.

Definitivamente, el dominio de la pequeña de la ventriloquia es excelente, además de la dulzura propia de su edad, que le infunde igualmente a su marioneta. Entre las dos cantaron Summertime de Porgy and Bess, con unos graves catalogados de excelentes  acompañados de gestos y dominio del títere perfectos, algo que ha conmocionado al mundo, tanto así, que en solo 5 días desde que se publicó el vídeo, ha conseguido más de 12 millones de reproducciones.

 

 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)