Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 8 de junio de 2017

Ryan Lochte pensó suicidarse tras su escándalo de Río 2016

Por Jhonah

Corría el mes de agosto de 2016 y el mundo tenía puesto sus ojos en el Cristo Redentor de Río de Janeiro. El viento soplaba en la hermosa playa de Copacabana antes de que Ryan Lochte denunciara que había sido robado a punta de revólver en la “Ciudad Maravillosa”. Lochte, un nadador magnífico de Estados Unidos, ganador de 12 medallas olímpicas. Días después, el norteamericano admitió que la historia era falsa y que en realidad destrozó un baño y orinó en las paredes con otros tres nadadores en estado de ebriedad. El incidente provocó una fuerte indignación en plena cita estival y preocupó a una ciudad conocida por sus altos niveles de criminalidad. Reconocer su mentira bastó para que horas después Speedo USA y Ralph Lauren anunciaran que no patrocinarían más a Lochte.

La historia tiene en este 2017 una nueva dimensión, la del hombre disciplinado que, lamentablemente, erró en una noche de locuras. El nadador explicó hace unas horas que consideró suicidarse tras ese escándalo en Brasil. "Después de Rio, probablemente fui la persona más odiada en el mundo", dijo Lochte a ESPN.com. "Hubo un par de momentos en los que estaba llorando, pensando: Si me voy a la cama y nunca me despierto, bien”, añadió.

Preguntado si eso significaba que pensaba matarse, Lochte asintió y añadió: "Estaba a punto de colgar toda mi vida". Asimismo, habló previamente de la depresión que siguió al escándalo, en el que él y dos compañeros del equipo de natación estadounidenses denunciaron haber sido asaltados a punta de pistola en una estación de gasolina.

El estadounidense fue inculpado por la justicia brasileña por haber dado falso testimonio de haber sufrido un asalto durante los pasados Juegos Olímpicos de Río pues "la investigación ha determinado que cometió una denuncia falsa de un crimen".  Esto lo tuvo cerca de ir seis meses de cárcel por falso testimonio. No obstante, ello no aconteció y sí fue suspendido por 10 meses, una sanción que termina el venidero 30 de junio. Ahora la mentalidad es otra y dice que intentará integrar el equipo olímpico de EE.UU. para Tokyo 2020. Suerte.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)