Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 7 de junio de 2017

Trump califica la política comercial alemana como "muy mala"

Por Diana M.

Semanas después de que Obama visitara Alemania, y emitiera elogios al mundo entero sobre su preferencia por ese país en especial por la canciller Angela Merkel, su sucesor, Donald Trump, vira de patas la mesa lanzando acusaciones e improperios contra la gestión de los europeos. Ante los acontecimientos, el líder del Partido Socialdemocrata alemán le ha catalogado como un destructor de los valores occidentales.

Desde el pasado fin de semana el propio Martin Schulz había llamado a la resistencia contra los twitazos del presidente. Para los alemanes manejar la diplomacia desde las redes sociales y discursos no es la vía para el entendimiento entre ambas naciones. Más bien, muestra una marcada postura trumpista contra el país, catalogándolo como adversario. La respuesta para esta situación según han declarado representantes del gobierno alemán, es mantener una Europa unida.

El último desplante del estadounidense fue catalogar la política comercial alemana como “muy mala”, y asegurar en tono pretensioso, que eso cambiará. La propia Merkel lo había predicho tras regresar de la Cumbre de los G-7, alegando que los europeos debían tomar su destino en las propias manos, sin confiar en aliados, menos aún en los Estados Unidos de América. No son pocos los que creen que en términos de afianzar las relaciones de los occidentales la cumbre fue fallida, y Trump, una pieza clave en ello. Su posición egocéntrica durante el conclave mostró sus marcados intereses solo en el bienestar de los Estados Unidos, más allá de las ganancias globales.

Una de las piedras en el zapato del nuevo mandatario, es que cree que Alemania no ha invertido lo suficiente en armamento en la OTAN, además de debilitar las relaciones comerciales con su país. Para los alemanes Trump tiene una corta visión que no sobrepasa las fronteras de su propio Estado, y en esos conceptos, es imposible negociar. Nuevas puertas se cierran entre ambas naciones, las relaciones de norteamericanos y europeos, antes esplendorosas, se acercan ahora a su ocaso. A velar entonces por su desarrollo ulterior.

 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)