Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

sábado, 17 de junio de 2017

Viet Nam recupera sus bosques

Por Miss GD

En Vietnam, la deforestación por la guerra y la industria de la madera fue inmensa, desde las décadas del 80 y el 90 del pasado siglo, el impacto medioambiental en esa nación acabó con plantas y animales por igual. Por ello el gobierno llegó a devolver el poder sobre los bosques a los lugareños para parar la sobrexplotación a la que estaban siendo sometidos, y que estaba acabando prácticamente con todo el entorno natural. El gobierno vietnamita ha entregado el control de 3,4 millones de hectáreas de bosque a 1,4 millones de hogares y ha promovido medidas para la protección de las zonas de bosques, la mayoría protegidas.

Debido al cambio climático y a las diversas acciones que ha llevado a cabo el hombre a nombre del desarrollo y la tecnología, las zonas boscosas de todo el planeta se han visto afectadas. La Tierra ha perdido junglas enteras debido a la desforestación y a las trasnacionales de todo el mundo que requieren árboles maderables. Pero los bosques vietnamitas han sufrido también mayores impactos, las guerras en el país provocaron que se perdieran especies endémicas de plantas y una gran cantidad de hectáreas de zonas boscosas. Los paisajes asiáticos contienen una parte importante de la flora y la fauna del planeta y están entre los que más belleza y riqueza aportan  al ambiente natural, por lo que su conservación tiene una gran importancia.

En Vietnam, las junglas sufrieron el problema de la deforestación por la guerra y la industria de la madera, que fue inmensa. Desde las décadas del 80 y el 90 del pasado siglo, el impacto medioambiental en esa nación acabó con plantas y animales por igual. Por ello y para disminuir el impacto negativo, el gobierno vietnamita llegó a devolver el poder sobre los bosques a los lugareños para parar la sobrexplotación a la que estaban siendo sometidos, y que estaba acabando con todo el entorno natural.

En los años 90, la nación asiática enfrentó una disminución grave de la tasa de cobertura forestal, que llegó a su mínimo histórico, por debajo del 25 por ciento, lo que conllevó a la toma de medidas urgentes.

Por una ley del gobierno de la nación, que estableció un programa de incentivos a nivel nacional en el que las compañías le pagan a las comunidades para proteger los bosques y otros recursos naturales, los agricultores que viven en esas áreas se han convertido en guardabosques. Gracias a esta medida, más del 40 por ciento de las tierras del país han recuperado sus bosques, lo que supone un 8 por ciento más de crecimiento con respecto a 2010, además, existen planes de reforestación en la política del país de lucha contra el cambio climático.

Expertos ambientales indican que el concepto de los pagos para proteger los ecosistemas empezaron a afianzarse a principios de la década de 2000 en Viet Nam, cuando el gobierno los consideró como una especie de reemplazo presupuestal para los programas de reforestación financiados por el estado.

El gobierno vietnamita ha entregado el control de muchísimas hectáreas de bosque a millones de hogares. También, el Gobierno del país ha aprobado leyes de protección de la selva y actualmente persigue con mayor dedicación la tala ilegal, sobre todo con el accionar del programa de los agricultores-guardabosques, que se lleva a cabo en casi la totalidad del territorio vietnamita y pretende estimular el desarrollo económico del país además de proteger la superficie forestal. Hoy, el bosque reforestado es prácticamente el mismo que antes de la Guerra de Vietnam, cuando las armas químicas empleadas por Estados Unidos, como el llamado Agente Naranja, arrasaron kilómetros cuadrados de selva. Además, para mantener esa cifra, no está permitido convertir en el país zonas de selva en plantaciones.

No obstante, la recuperación de los bosques vietnamitas preocupan a sus vecinos de Asia, pues expertos en impactos medioambientales señalan que este aumento de los bosques va ligado de manera proporcional a la deforestación y a la pérdida de flora y fauna en los territorios maderables de  Laos y Camboya, debido a que la industria de Vietnam todavía utiliza fuertemente la naturaleza y exporta las talas a países del territorio asiático con una legislación más permisiva con respecto a la tala en zonas boscosas. Es posible que la reforestación de Vietnam se vea contrarrestado por otras talas indiscriminadas, lo que continuará afectando al mundo  por el problema actual del cambio climático.

 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)