Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 14 de julio de 2017

¡A cuidarse de Rusia!

Por ReyKewelta

Telegram, el actual contrincante de WhatsApp, dio por concluido a una larga sesión de negociaciones con el gobierno ruso ante la amenaza de este último de bloquear permanentemente la utilización de esta aplicación en suelo ruso, principalmente debido a la mano que jugó está en la planificación y ejecución del atentado terrorista en San Petersburgo, donde murieron 15 ciudadanos rusos. El saldo de las negociaciones fui positivo, Rusia logró que Telegram se registrara y compartiera información interna de su compañía, mientras que Telegram no va a compartir información privada de sus usuarios con Rusia. Según declaración de autoridades pertinentes de ambos bandos, se puede apreciar que se encuentran alegres con lo conseguido.

Una de las aplicaciones gigantes de la mensajería a nivel mundial, Telegram, ha estado envuelta en una serie de complicadas disputas para su re-utilización en Rusia. Sin embargo, después de largas jornadas de negociaciones, esta cede ante las demandas de la Federación Rusa, a cambio de re-comenzar de manera expedita la utilización de sus servicios por parte de los ciudadanos rusos.

Cabría comenzar mencionando que todo se originó cuando el gobierno de Putin les transmite a directivos de Telegram que habían descubierto que el terrorista que mató a 15 personas en el metro de San Petersburgo había usado la aplicación para planear el ataque. A partir de aquí, el Roskomnadzor, regulador ruso de comunicaciones, declaró que iba a bloquear la aplicación, a no ser que el gobierno tuviera acceso a información privilegiada en caso fuera necesario y que la aplicación se registrara en el listado oficial de distribuidores de información que coordina este organismo. Ante tales demandas comenzó una intensa jornada de negociaciones.

Finalmente, el bando más débil en las negociaciones resultó ser, para sorpresa de pocos, Telegram. Después de marcadas polémicas, y hasta presiones por parte de Putin, esta aplicación logró registrarse en este país a cambio de un considerable coste. Este costo por supuesto fue fundamentado por Rusia para brindar a sus ciudadanos mayor protección ante posibles atentados terroristas, los cuales ya se comprobó que tienen fuertes vínculos con la aplicación debido a la seguridad de sus mensajes. Desde cierto punto esto es una ligera victoria también para Telegram pues hacía unos meses, las autoridades rusas estaban más que decididas a bloquear el funcionamiento de esta aplicación para que no se pudiera transmitir información sensible que sirviera para un posible uso despreciable.

Telegram cedió en todas las demandas de Rusia salvo en una: no va a compartir información privada de sus usuarios con el gobierno de Rusia, ni con ninguno otro en tal sentido. Si hay algo de lo que se jacta esta aplicación es que posee un sistema de seguridad y privacidad envidiable, por lo que Rusia sabía de antemano que ceder en este principio iba a resultar casi imposible, y así fue. En cuanto a la información que estarán obligadas a compartir con el gobierno se limita meramente a aspectos de la compañía.

Pavel Dúrov, la mente creadora de Telegram, ha declarado que se siente contento respecto a la decisión del gobierno ruso de permitir la operación de esta aplicación entre sus ciudadanos. Y asegura que en el proceso ninguno de los principios fundacionales de la compañía fue violado. Todavía considera la privacidad de las personas el pilar más importante de Telegram.

Al final del día, el hecho que se haya registrado en Rusia significa que toda la información de los usuarios rusos, los cuales ya suman 6 millones, tiene que alojarse en servidores rusos, aunque su acceso esté denegado “permanentemente” a las autoridades rusas.

Todavía está por verse si este es el fin de la historia. Todos conocemos cuan persuasivo puede ser Vladimir Putin con tal de proteger la integridad de los ciudadanos bajo su cuidado. Esperemos no obstante que, la privacidad de Telegram no termine quebrantada, pues esto conduciría al fin de dicha compañía y mandaría un fuerte mensaje a las demás aplicaciones de la misma índole: Cuidado con Rusia.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)