Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 6 de julio de 2017

A la caza de los discursos de odio

Por Miss GD

Facebook, Twitter, Instagram y otras menos utilizadas podrían enfrentar multas de hasta 50 millones de euros si no retiran de sus plataformas cualquier tipo de discurso de odio publicados por sus usuarios. Un comunicado indicó que  se considera un discurso de odio a toda aquella publicación que ataque directamente a un varias personas por elementos como la raza, etnia, religión, orientación sexual, género, enfermedad o discapacidad y país de origen.  No obstante, la nueva legislación que lleva varios meses en espera trae polémica y suscita muchísimos debates, especialmente debido al reconocimiento mundial de la libertad de expresión, que es diferentes pero a veces se confunde con los discursos racistas que son tan combatidos en Alemania. 

El poder mediático de las redes sociales es extremadamente reconocido en la actualidad. Es sabido que cualquier imagen, cualquier mensaje, e incluso vídeo, puede crear tendencia en la sociedad actual. Es por ello que redes populares como Facebook, Twitter, Instagram y otras menos utilizadas podrían enfrentar multas de hasta 50 millones de euros si no retiran de sus plataformas cualquier tipo de discurso de odio publicados por sus usuarios.

Ello dispuso el texto de la Ley de Aplicación de Redes, aprobada en Alemania y que entrará en vigencia el próximo mes de octubre. Esta nueva legislativa dispone que las compañías deberán eliminar en un plazo de 24 horas todos aquellos discursos de odio, mensajes de difamación y ofensivos subidos por sus usuarios que inciten a la violencia y a las manifestaciones de odio. Un comunicado indicó que  se considera un discurso de odio a toda aquella publicación que ataque directamente a un varias personas por elementos como la raza, etnia, religión, orientación sexual, género, enfermedad o discapacidad y país de origen. 

En 2015, Facebook, Twitter y Google acordaron remover ese tipo de contenido de sus plataformas, pues son las redes que mayor cantidada de usuarios a nivel mundial poseen, por lo cual  se suscribieron a un acuerdo reflejado por el gobierno alemán ese año. Sin según expertos y un informe del ministerio de Justicia en este año divulgó que las compañías no estaban cumpliendo con lo estipulado. No obstante, facebook aseguró haber eliminado este año, en los últimos meses, más de 200 mil publicaciones con ese tipo de contenido.  Además, se incentivará a los usuarios de la comunidad para que logren identificar y reporten cualquier publicación que incluya este tipo de publicaciones.

El ministro de justicia de Alemania, Heiko Maas, manifestó que respalda la ley y que la considera necesaria para acabar con la intensa propagación de los discursos de odio, que en esa nación está regulado por la ley. No obstante, la nueva legislación que lleva varios meses en espera trae polémica y suscita muchísimos debates, especialmente debido al reconocimiento mundial de la libertad de expresión, que es diferentes pero a veces se confunde con los discursos racistas que son tan combatidos en Alemania. Ese país ha aunado  esfuerzos para eliminar los discursos de odio en las redes sociales, debido a la migración y el crecimiento xenófobo que puebla actualmente el país, por la constante llegada de refugiados de África y de países árabes.

Los detractores de lo planteado sostienen que la mayor parte de la responsabilidad de decidir si publicar o no o si un contenido es legal o no, debería recaer sobre las compañías que llevan las redes sociales. Sin embargo, Facebook, una de las redes sociales más populares en el mundo, que tiene ya hoy más de dos mil millones de usuarios y que cada día distribuye y divulga nuevos recursos de utilización de la red que incrementan la preferencia internacional, anunció que buscará contratar próximamente a alrededor de 3 mil nuevos trabajadores para supervisar y catalogar los vídeos y transmisiones que pudieran tener contenido violento, destinados a publicarse en las distintas comunidades de la amplia red. Estos nuevos reclutas de Facebook se sumarán a los miles que hoy en día llevan a cabo los millares de funciones que implica una red de comunicación como la que esa red constituye.

Las redes sociales a nivel mundial están de acurdo en enfrentar y evitar la difusión de este tipo de contenidos de odio y noticias falsas. Para apoyar la determinación, el Consejo Europeo aprobó varias iniciativas que conllevan a que las compañías digitales deban bloquear cualquier mensaje o vídeo que incite a manifestaciones de violencia.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)