Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 2 de julio de 2017

¡Al ataque! contra las papas fritas

Por ReyKewelta

Durante un recién estudio realizado por la Universidad de Padua en Italia, las papas fritas son significar un frente de batalla contra las razones que elevan el colesterol y a su vez el surgimiento de cualquier enfermedad cardiovascular. La investigación no ha aportado resultados concretos, pero no se descarta para futuras investigaciones el vínculo directo entre ambas variables. A pesar de que el estudio fue realizado durante un extenso periodo de tiempo, diversas personalidades “compradas” por las grandes transnacionales, han hablado en contra de los nuevos hallazgos y a su vez han tratado de desacreditar todo lo alcanzado durante el mencionado estudio.

Es mundialmente reconocido que aquellos tipos de comidas marcados por sus inmensas cantidades de grasa, comúnmente catalogadas como “comida chatarra”, representan un riesgo considerable para la salud de todas las personas que las consumen. No obstante, no fue hasta hace poco tiempo que se intentó descubrir la explicación científica que vincula el consumo de comidas grasosas con los altos riesgos de muerte temprana, haciendo hincapié en las famosas papas fritas.

La investigación fue publicada por la reconocida Revista Americana de Nutrición Clínica. En esta se demuestra como las personas que ingieren papas fritas dos o más veces a la semana, tienen un riesgo de muerte temprana duplicado con respecto a  aquellas personas “más saludables” que no recaen en estos hábitos. El estudio fue dirigido por Nicola Veronese y su grupo de investigadores de la Universidad de Padua, en Italia. Según el doctor, increíblemente, a pesar del reconocimiento de lo poco beneficiosas que son las papas fritas y las demás comidas de la misma categoría, no se pueden apreciar actualmente muchos estudios que corroboren de hecho las preocupaciones actuales de muchas personas obesas y saludables. En tal sentido, se puede considerar pertinente y bastante verídico el presente estudio que, sin lugar a dudas, brindó un poco más de luz sobre el presente asunto.

Dicha investigación intentó ser bastante exhaustiva considerando las variables investigativas. Para ello, se seleccionaron 4,400 hombres y mujeres entre los 45 y 79 años de edad de este país, y los separaron en grupos que comieron papas fritas y papas en otras modalidades más saludables, para así poder evaluar durante ocho años, la evolución del estado de salud de todos los pacientes.

Siendo este el primer estudio dedicado a los efectos malignos de las papas fritas, se puede catalogar en fase observatoria. Sin embargo, sus conclusiones fueron bastante claras. Además  se puede apreciar como el aceite de cocina, de por sí rico en grasa, tiene un papel preponderante al explicar los elevados niveles de mortalidad en personas consumidoras de papas fritas. Esto se explica ya que los compuestos grasosos que los forman, aumentan sin discriminación el colesterol en la sangre, lo cual paralelamente conlleva a una enfermedad cardiovascular.

Por otro lado, y a su vez refutando las declaraciones de este equipo de investigadores, John Keeling, el CEO del Consejo Nacional de Papas en los Estados Unidos contraatacó, en declaraciones a la CNN, al decir que el estudio es irrelevante al asunto del colesterol y que no se puede aplicar a la población entera, ya que toda la información recolectada fue parte de un estudio que investigaba la osteoartritis y por tanto los sujetos de la investigación eran personas con esta enfermedad como punto de partida. Además, afirmó que es “exagerado” el hecho de tildar a las papas fritas o cualquier otra variedad de papas como poco saludables.

Estas declaraciones no hacen más que demostrar que los intereses de las compañías se encuentran muchas veces por encima del interés humano por la salud. A pesar de que queda mucho por investigar en lo referente al tema, y no se puede afirmar más de lo que se mencionó, si queda claro que las famosas “French Fries” que todos tanto desean con sus hamburguesas u otra comida, tienen en su interior un potencial de daño incalculable para la salud de todos los seres humanos. Si de ser sano se trata, nunca es muy tarde para ir recortando las papas fritas y su familia chatarra, para así poder vivir una vida sana y larga.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)