Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 12 de julio de 2017

China despliega su “diplomacia de cooperación” en el G-20

Por Gustav98

China aprovechó la Cumbre del G-20 para promover su proyecto de la Franja y la Ruta. Este está basado en la Antigua Ruta de la Seda y aspira a mejorar las redes ferroviarias y carreteras que conectan a China con Europa y África en aras de interconectar mejor a los países para fomentar el comercio interregional. Esta iniciativa no es completamente nueva. En realidad solamente viene a recibir un empujón en la Cumbre del G-20. Anteriormente había sido expuesta por la nación asiática hace cuatro años. No se puede obviar el hecho de que la concreción de este proyecto representaría una gran ventaja comercial para el Gigante Asiático, pues esta nueva “Ruta de la Seda” sería una puerta de salida a su pujante desarrollo de las fuerzas productivas.

Decenas de medios de prensa de todo el mundo han reportado manifestaciones en Hamburgo y en toda Alemania contra la celebración de la última Cumbre del G-20. Muchas de estas manifestaciones tuvieron como objetivo plasmar  las ansias antiglobalizadoras y anticapitalistas de cientos de militantes de izquierda de toda Europa. La política de Donald Trump, la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, el Brexit, entre otros temas, estuvieron en la mira de los manifestantes. El gobierno federal de Alemania reportó alrededor de setenta personas aprehendidas durante las protestas, algunas de las cuales tomaron matices violentos y requirieron la intervención policial. Mientras todo esto sucedía, al interior de la Cumbre, la República Popular China se hacía portavoz de una diplomacia de cooperación que, en esta ocasión se materializaría en un nuevo proyecto: la iniciativa de la Franja y la Ruta.

Según las autoridades chinas, el proyecto de la Franja y la Ruta es una idea novedosa y estimulante para el Grupo de los 20 si se quiere promover la cooperación mutua. Esta política, en la visión de muchos empresarios, es también la respuesta de China a las iniciativas y declaraciones del Presidente norteamericano Donald Trump, quien ha puesto a “Estados Unidos primero” en todas sus políticas de gobierno, obviando la existencia de la comunidad internacional y sus derechos.

Esta iniciativa no es completamente nueva. En realidad solamente viene a recibir un empujón en la Cumbre del G-20. Anteriormente había sido expuesta por la nación asiática hace cuatro años. En esencia, el proyecto de la Franja y la Ruta aspira a promover la construcción de infraestructura para el desarrollo del transporte en aras de lograr conexiones más efectivas entre Asia, África y Europa enmarcándose en los caminos que componían la históricamente famosa Ruta de la Seda.

No se puede obviar el hecho de que la concreción de este proyecto representaría una gran ventaja comercial para el Gigante Asiático, pues esta nueva “Ruta de la Seda” sería una puerta de salida a su pujante desarrollo de las fuerzas productivas. Sin embargo, en la manera en que fue expuesto por los chinos, este proyecto deja entrever las potencialidades que ofrece para todos los países situados en la ruta entre China y los continentes africano y europeo. En primera instancia, ellos podrán ver mejoradas sus infraestructuras viales y ferroviarias. Esto significaría ganancias para miles de empresas y la creación de encadenamientos productivos que sin dudas significarán una mejoría para varios países.

Las razones anteriormente expuestas muestran por qué el proyecto chino de la Franja y la Ruta ha recibido el apoyo de más de cien países y organizaciones internacionales en todo el mundo. Este es otro ejemplo de cómo China se vale de la posibilidad de mostrar al mundo la capacidad de su propia economía de seguirse expandiendo y recabar el apoyo de diferentes actores internacionales. Asimismo, este proyecto que ya ha levantado las acciones de muchas empresas en varios mercados y bolsas, demuestra al mismo tiempo cómo China se vale de la globalización económica para el desarrollo de su economía y la de sus países vecinos. La Franja y la Ruta serán un pilar importante del ascenso chino al puesto de primera economía global.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)