Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 2 de julio de 2017

Corea del Norte pide la cabeza de la expresidenta surcoreana

Por JoseGabriel

Corea del Norte emitió una orden para la ejecución de la expresidenta de Corea del Sur Park Geun-hye y su exjefe de espionaje, Lee Byung-ho, por haber ideado un supuesto plan para asesinar al jefe del régimen norcoreano, Kim Jong-un. Pyongyang exigió a Seúl que les entregue a los dos exfuncionarios de su Gobierno, luego de la revelación de que intentaron acabar con la vida del líder del país. Mediante un comunicado conjunto de los ministerios de Seguridad Pública y Seguridad Estatal y la Fiscalía norcoreana, publicado por la agencia estatal de noticias KCNA, el régimen norcoreano afirmó que les “impondrá la pena de muerte” a los acusados, luego de que revelaciones “revelaciones” mostraron que Park fue la autora intelectual de un plan para ejecutar al “liderazgo supremo” en 2015.

La agencia noticiosa y propagandística de Pyongyang no explicitó cuál fue la fuente de tales “revelaciones”, pero esta semana trascendió, por un diario japonés y también sin mucha claridad, que la expresidenta surcoreana aprobó en el citado año un plan para derrocar a Kim Jong-un y su régimen, en el país vecino. De acuerdo con Pyongyang, el plan de Seúl contemplaba el hacer pasar la muerte de Kim por un accidente, para borrar cualquier indicio de su participación. No obstante, “la estricta vigilancia” de las autoridades norcoreanas obligó al Sur a desechar su plan, según aseguran las primeras en el comunicado. Park fue destituida como presidenta en marzo por un escándalo de corrupción al que está muy vinculada. Actualmente está presa en su país a la espera del juicio correspondiente, que determinará su grado de culpabilidad y condena definitiva.

Según la Agencia Nacional de Inteligencia de Corea del Sur, el referido informe de prensa y las aseveraciones de Pyongyang sobre la existencia en su momento de un plan para asesinar a Kim Jong-un carecen de fundamento. Sin embargo, las autoridades surcoreanas no se han pronunciado de inmediato con respecto al pedido de sus vecinos de que les sean entregados Park y su jefe de espionaje. Quizá el reclamo es tan absurdo, que Seúl opta por no aludir a él públicamente. En el comunicado divulgado a través de KCNA, las autoridades de la República Democrática Popular de Corea, nombre oficial de Corea del Norte, manifestaron con extrema dureza su decisión de acabar con la vida de los presuntos ideadores del supuesto plan. “Declaramos en casa y en el exterior que impondremos la pena de muerte a la traidora Park Geun-hye y al exdirector del servicio de inteligencia marioneta (...) criminales de un terrorismo horroroso patrocinado por el Estado que gestaron y que presionaron para la realización del horrendo plan, para dañar al liderazgo supremo de la RDPC”. Ninguno de los dos “podrá apelar nunca esta sentencia incluso aunque les sobrevenga una muerte miserable propia de un perro”, se añade en el comunicado, lo cual demuestra una vez más que Derecho y Justicia son conceptos que el Gobierno de Corea del Norte entiende de una manera muy particular.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)