Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 13 de julio de 2017

El español, un lenguaje evolutivo

Por Miss GD

Hasta hace medio siglo el modelo ideal de la lengua española se ubicaba exclusivamente entre las personas instruidas de Madrid, pero hoy, el catalogado como mejor español se reconoce en muchos territorios de Latinoamérica y España como Madrid, Guantánamo, Sevilla, La Habana, Buenos Aires, Caracas, México DF, Valparaíso, Managua, San Juan, Santo Domingo, Bogotá y Cartagena de Indias. En cada nación hispanohablante, el idioma sufre transformaciones, como la adición de vocablos de otras lenguas, innovaciones en las palabras comunes e invención de nuevas frases; que lo enriquecen y le dan un toque particular y cambiante que puede ser distinto incluso en varias localidades de un mismo país.

Varios estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, la Ciencia y la Educación (UNESCO) en la última década, manifiestan que el 90 por ciento de los idiomas, corren peligro de extinción y pueden desparecer en el curso de la presente centuria. Es por ello que la importancia del idioma español es cada vez más relevante en la actualidad, además, lo hablan más de cuatrocientos millones de personas en el mundo, repartidas en veintitrés países, y es el idioma oficial de importantes organismos e instituciones internacionales.

Hasta hace medio siglo  el modelo ideal de la lengua española se ubicaba exclusivamente entre las personas instruidas de Madrid, pero hoy, el catalogado como mejor español se reconoce en muchos territorios de Latinoamérica y España como Madrid, Guantánamo, Sevilla, La Habana, Buenos Aires, Caracas, México DF, Valparaíso, Managua, San Juan, Santo Domingo, Bogotá y Cartagena de Indias. La lengua materna es herencia y tesoro de sus hablantes y constituye el instrumento de mayor alcance para la preservación de la historia de la humanidad y el desarrollo del patrimonio cultural. Se necesita por tanto  cuidarlo, preservarlo y promover el multilingüismo y la diversidad cultural.

A través de los siglos, el español ha estado sujeto a cambios, fonéticos y gramaticales, que se reflejan fundamentalmente en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. En cada nación hispanohablante, el idioma sufre transformaciones, como la adición de vocablos de otras lenguas,  innovaciones en las palabras comunes e invención de nuevas frases; que lo enriquecen y le dan un toque particular y cambiante que puede ser distinto incluso en varias localidades de un mismo país, pues con frecuencia algunos significados de palabras son dados por sus portadores, en el contexto cultural donde se aprende la lengua. Los habitantes de una región determinada, denominan los objetos y personas, con vocablos solo usados en ese lugar y esos términos aportan invariablemente información de la procedencia de la persona que los utiliza. Ejemplos típicos son la forma de pronunciar las palabras de los españoles, y los acentos que se le integran al idioma en Latinoamérica. Algunos de estas transformaciones se evidencian en atributos como las características fónicas de la pronunciación, en algunas naciones hispanohablantes se dicen las de las s (eses) como j (jotas), se abrevian las palabras por pérdida de sílabas y se "españolizan" palabras de otros idiomas, fundamentalmente del inglés.

Estos cambios evidencia la evolución del idioma español a través de los años, sin embargo, existen transformaciones que evidencian problemas actuales relacionados ya no solamente al idioma, sino a la ortografía y el comportamiento en la sociedad. Actualmente hay cuestiones relacionadas con el mal uso de la lengua, motivadas por el enfoque masivo de los medios de comunicación,  por el declinar de la artes en los medios universitarios y científicos, por el escaso hábito de lectura y el reconocimiento social al arte y al lenguaje.

El ya denominado como lenguaje digital, visto en los millares de chats y mensajes de textos del mundo, ha fomentado una pobreza al expresar las ideas y una gran cantidad de afectaciones a la ortografía. La dinámica de la vida moderna le ha dado prioridades al cine, la televisión, la radio y el vídeo; lo que conlleva al empobrecimiento del léxico y problemas con la sintaxis. El amplio uso de la tecnología en los espacios sociales,  implica la distorsión del español como lengua materna por muchos usuarios que condicionan modificaciones a la lengua como un resultado de la urgencia que prevalece hoy en la sociedad, donde lo que más interesa es obtener una rápida respuesta a los millones de solicitudes. 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)