Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 4 de julio de 2017

El Estado Islámico quema a 12 personas vivas

Por Elizabeth Almeida

El Estado Islámico es reconocido por las crueles formas de tratar a los prisioneros y a los habitantes de las zonas ocupadas por sus fuerzas. En la mayoría de las ocasiones los vídeos y fotos de las ejecuciones son subidos a las redes sociales como una forma de hacer que su presencia inmaterial llegue a varias partes del orbe, sembrar el miedo y demostrar su poderío y estilo implacable con aquellos que no comparten sus ideales. Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones sobre los impactantes números de personas sacrificadas por el Estado Islámico que alcanzaron la cifra de 100 asesinatos en un mes durante el año 2015.

Cuando la guerra llega a un territorio saca sin duda lo peor de todos. Pero lo cierto es que el terrorismo, representa los instintos más bajos y criminales de los seres humanos. Vuelve el Estado Islámico a ser noticia al saberse la noticia de que ha quemado vivas a 12 personas en la localidad de Hawija, en el norte de Irak. La Policía de ese territorio detalló que los yihadistas, sin asomo alguno de clemencia, encerraron a los civiles en una jaula de metal, los rociaron con combustible y les prendieron fuego. Entre las víctimas del abominable hecho destacan los 4 miembros de una familia de la zona y un predicador llamado Abu Qutaiba, quien durante el rezo semanal del pasado viernes  hizo mención a la supuesta muerte del líder del grupo terrorista, Abu Bakr al Baghdadi, provocada por un ataque de la aviación rusa.

Las 12 personas fueron capturadas por miembros del Estado Islámico mientras intentaban huir hacia la ciudad de Kirkuk, controlada actualmente por las fuerzas del Gobierno. Los yihadistas inmovilizaron a los fugitivos y los quemaron vivos delante de la multitud reunida como una fehaciente muestra del castigo que les espera a los habitantes de la zona si intentan escapar de la localidad de Hawija.

El Estado Islámico es reconocido por las crueles formas de tratar a los prisioneros y a los habitantes de las zonas ocupadas por sus fuerzas. En la mayoría de las ocasiones los vídeos y fotos de las ejecuciones son subidos a las redes sociales como una forma de hacer que su presencia inmaterial llegue a varias partes del orbe, sembrar el miedo y demostrar su poderío y estilo implacable con aquellos que no comparten sus ideales. Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones sobre los impactantes números de personas sacrificadas por el Estado Islámico que alcanzaron la cifra de 100 asesinatos en un mes durante el año 2015.

El 2015 fue un año de una escalada de crímenes por parte del Estado islámico. En febrero de ese año, miembros de la organización quemaron vivas a unas 43 personas en la ciudad occidental iraquí de Al Bagdadi. Los ejecutados fueron cautivos durante una semana y eran en su mayoría policías y miembros de los llamados Consejos de Salvación que se encontraban luchando contra el avance de los yihadistas. Estos hechos fueron grabados en videos que aumentaron el rechazo a las acciones de la organización. Poco después, le otorgaron igual suerte al piloto jordano Muaz Kasasbeh a pesar de las negociaciones de su país por mantenerlo con vida. Estos hechos contradictoriamente, también representaron un alza en la expansión del autoproclamado califato de los terroristas al adherirse a ellos numerosas organizaciones extremistas de Arabia Saudí, Yemen, Egipto, Libia y Argelia que apoyaban y aplaudían los crímenes del E.I.

El pasado año, el asunto de las cruentas ejecuciones del grupo terrorista volvió a acaparar titulares y a aumentar el repudio en numerosos países al publicarse vídeos de miembros de la organización quemando a 19 mujeres yazidíes, una minoría religiosa kurda, por negarse a convertirse en esclavas sexuales. Luego de estos hechos numerosas fuentes destacaron las atrocidades cometidas contra las prisioneras del E.I. En su mayoría son convertidas en esclavas sexuales y son sometidas a todo tipo de torturas y vejaciones como retirarle el derecho al descanso, ser objeto de constantes violaciones o sujetos para el comercio.

Los hechos acontecidos este 3 de julio son un triste recordatorio de hasta qué punto puede llegar la crueldad humana. A pesar de los múltiples esfuerzos que realizan importantes empresas como Google, Facebook o Twitter, los contenidos extremistas que reproducen aborrecibles actos y ejecuciones, incluso de niños, circulan por el Internet para de cierta forma saber con qué clase de enemigo estamos lidiando.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)