Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 13 de julio de 2017

Francia perdió 1.3 millones de visitantes

Por DesdeCuba

Cuando de turismo se habla, muchos toman como el más alto nivel las principales ciudades europeas. París tiene un lugar especial entre todas ellas. Sin embargo, los atentados de 2015, donde perdieron la vida decenas de personas, empañaron la imagen del panorama turístico francés y lo golpearon con fuerza. Luego de los actos terroristas es lógico que desciendan las cifras, pues uno de los principales atractivos de Francia y muchos países europeos es la seguridad. De la misma forma, al cierre de 2016 se veía una clara tendencia al alza, la cual puede haber sido modificada (para bien o para mal) por los últimos hechos que tuvieron lugar en el Reino Unido.

Como es bien conocido, Francia es el primer receptor de turistas a nivel mundial. Con más de 80 millones de visitantes cada año, el país galo recibe grandes cantidades de ingresos por concepto de servicios turísticos. Las atracciones culturales, así como su fama de glamuroso país y las exquisiteces que solo en él se encentran son varios de los factores que potencian el crecimiento del turismo año tras año. Sin embargo, desde 2015 hay un fantasma que ronda Europa y que ha conspirado contra el buen desarrollo de la industria turística: el terrorismo. Como es lógico producto de los atentados sufridos por Francia desde finales de 2015, el número de turistas decreció considerablemente.

Según reportes del diario mexicano “El Economista”, la nación europea continuó siendo el primer destino turístico a nivel mundial en 2016 con 83.2 millones de visitantes. Sin embargo, a pesar de la elevada cifra, esto significa una reducción de 1.3 millones de turistas. Los datos anteriores se traducen en pérdidas por más de 2.200 millones de dólares en la economía francesa, la cual, si bien va saliendo a flote de la crisis, no se puede dar el lujo de sufrir semejantes golpes con frecuencia. Las ganancias en 2015 sumaron 47.800 millones en tanto en 2016 se contabilizaron tan solo 45.600 millones. Los atentados en Niza y París fueron los principales causantes de las pérdidas. De lo anterior es posible concluir que la inestabilidad y “el estado de guerra” en que se encuentra Europa, no han colaborado con el sector turístico. EL mercado más afectado fue el japonés con una reducción de casi el 40%, en tanto la recuperación del dólar en el mercado cambiario hizo que el turismo norteamericano creciese un 15%.

Luego de los atentados terroristas es lógico que desciendan las cifras. Uno de los principales atractivos de Francia y muchos países europeos es la seguridad, la cual se vio puesta en tela de juicio con las decenas de muertos durante el 2016. Al mismo tiempo, no debe olvidarse que las tendencias durante el primer cuatrimestre de 2017, mantuvieron una tendencia a la recuperación de los índices normales de llegadas. Sin embargo, no debemos dejarnos llevar por los buenos vientos que soplan. El segundo cuatrimestre ha comenzado cargado de hechos desastrosos. Los atentados en varias ciudades europeas importantes deben haber hecho su estrago en las estadísticas. Aunque quizás Francia no haya sido el país más afectado, algún efecto colateral debe haber surtido la ola de atentados desatada desde el mes de mayo. De igual forma, el hecho de que Francia no haya sido tan afectada puede haber hecho que el turismo que normalmente se dirigía al Reino Unido se haya desplazado, en parte, para Francia, provocando un efecto de compensación.

De cualquier manera, a nivel general la industria del turismo está sintiendo los estragos causados por la desestabilización del Medio Oriente. Situación en la cual los únicos capaces de influir son los gobiernos europeos; y precisamente no lo están haciendo en favor del turismo, sino de otras esferas como la petrolera y la industria armamentista y de empresas de seguridad privadas.

Ante la variedad de factores que se interrelacionan y el aparente equilibrio existente, así como las tendencias de inicio de año al alza hacen que sea necesario esperar por los informes del segundo cuatrimestre para poder esclarecer hasta qué punto ha impactado el auge de los atentados en el turismo francés. De momento, el hexágono europeo continúa como primer receptor seguido de Estados Unidos y España en los lugares dos y tres respectivamente.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)