Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 5 de julio de 2017

Gordon Hayward dice sí a los Celtics

Por Aliet Arzola

La prensa norteamericana ha mencionado mucho en los últimos años una frase: “The Decision”. Ellos utilizan ese término para dar un toque dramático y atractivo a todo el proceso que rodea la firma de los agentes libres de la NBA, quienes definen su futuro (a veces) de manera espectacular y controvertida. Entre los casos más sonados de “The Decision” están los fichajes de Lebron James por Miami Heat, o de Kevin Durant por Golden State Warriors, noticias que, en su momento, fueron titulares por semanas consecutivas. Este verano, quizás sin tanto revuelo, el protagonista del episodio ha sido el estelar alero Gordon Hayward, quien cambiará la camiseta de Utah Jazz por la de Boston Celtics.

Desde hace varios días el asunto de Hayward venía dando vueltas, porque no estaba claro si el jugador se mantendría en Salt Lake City gracias a un contrato muy lucrativo, o si saldría a explorar el mercado, a sabiendas de que no recibiría la misma cantidad de dinero. Por el componente emocional y monetario, Utah era el destino apropiado para Gordon, quien ha pertenecido a la franquicia desde que fue seleccionado en el noveno pick del Draft 2010, el mismo año de John Wall, Paul George, DeMarcus Cousins o Hassan Whiteside.

El Jazz le ofrecía 172.4 millones por los próximos cinco años, contrato que sería el tercero más grande de la NBA tras los recién firmados por Stephen Curry y Blake Griffin. Sin embargo, Hayward se inclinó por Boston para reunirse con el coach Brad Stevens, su entrenador de la universidad en Butler, con quien no tuvo la oportunidad de llevarse un título en ese nivel. El 5 de abril del 2010, ellos perdieron 59-61 el juego del Campeonato Nacional entre Butler y Duke, con triple decisivo fallado por Gordon.

Desde entonces, el alero ha tenido ese recuerdo presente, porque en aquel momento tenía la oportunidad buscar el título universitario en su último año, o pasar a la NBA, desde donde le llegaban múltiples ofertas tras su gran desempeño con Butler. Así lo expresó Hayward en The Players Tribune, donde explica el peso tremendo que tuvo el coach Stevens en aquella decisión de marchar a la NBA, la cual tomó tras escuchar muchos criterios desde diversos ángulos. Ahora, siete años después, se ha visto involucrado en la misma encrucijada, y nuevamente la figura de Brad Stevens ha sido crucial.

“Muchas cosas me han impulsado en esta dirección. Está la cultura ganadora de Boston como ciudad, desde las Medias Rojas, los Patriots los Bruins. Está la historia especial de los Celtics como franquicia, con Bill Russell, Larry Bird Bird, Paul Pierce… Está el asombroso potencial de la actual plantilla de los Celtics, desde los propietarios, la gerencia y la talentosa nómina con Isaiah Thomas, Al Hoford y todos los demás. Y por supuesto, está el entrenador Stevens, no solo por la relación que hemos construido fuera de la cancha, sino también por la que empezamos a construir en la pista muchos años atrás en Indiana todos esos años atrás, en Indiana”, sentenció Hayward en su comunicado de The Players Tribune.

En su largo escrito, Gordon explica que ha sido la decisión más difícil de su carrera, y como tal ha estado precedida de múltiples charlas con su esposa y amigos más cercanos, así como con las organizaciones de Utah, Miami y Boston, todas maravillosas. Esas reuniones con los equipos lo hicieron dudar hasta el último segundo, porque cada uno de ellos mostró proyectos atractivos que parecían ser el indicado. No obstante, los agraciados han sido los Celtics, que recibirán a Hayward con los brazos abiertos, pues los dotará de una notable fortaleza para luchar por la cima de la Conferencia Este, dominada en los últimos años por Cleveland Cavaliers.

En Boston, como mismo le hubiera sucedido en Miami, Gordon recibirá menos dinero (127.8 millones por cuatro años) que con Utah, pero el elenco verde, máximo ganador de la NBA con 17 coronas, tiene la posibilidad de luchar por el cetro de inmediato. Hayward ofrecerá a los Celtics más profundidad, y los forzará a explotar el pick and roll, jugada que utilizaron en menos del 15% de sus acciones ofensivas, el séptimo porcentaje más bajo de la liga según información de ESPN Stats & Info. El alero, en cambio, es uno de los especialistas más connotados del circuito aprovechando flanqueos efectivos, como lo demuestra el hecho de que corrió el pick and roll en el 29% de sus intentos. Estas son consideraciones importantes de cara a su venidera experiencia, pero de seguro la presencia del coach Stevens servirá de puente entre la nueva estrella de los Celtics y su ya poderosa plantilla.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)