Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 7 de julio de 2017

Inesperado fracaso para el último lanzamiento del cohete chino

Por DesdeCuba

El pasado domingo, las autoridades chinas lanzaron por segunda vez un cohete Larga Marcha-5 Y2, perteneciente a una nueva generación de cohetes espaciales capaces de transportar cargas muy pesadas. Esta vez, el cohete pretendía transportar a la órbita geoestacionaria el satélite de comunicaciones Shijian-18, el cual iba a mejorar considerablemente la conexión de China con la red de redes. Sin embargo, para sorpresa de todo el mundo, la misión en cuestión terminó siendo un fracaso debido a detalles de los cuales las autoridades chinas no se han pronunciado y siguen realizando las debidas investigaciones. Este último, pero raro fracaso del programa espacial chino, alza muchas dudas entre sus autoridades.

El pasado domingo, el más reciente lanzamiento de un cohete por China terminó en un fracaso cuando este, a pesar de haber despegado de una forma precisa y adecuada, presentó problemas posteriormente durante su vuelo. Según aseguró un portavoz oficial del gobierno, el cohete en cuestión era un Larga Marcha-5 Y2, el cual despegó sin dificultades del centro espacial de Wenchang, ubicado en el sureste de China. Este cohete tenía como misión llevar al espacio ultraterrestre el satélite de comunicaciones Shijian-18.

Para sorpresa de todas las autoridades chinas, la misión no fue un éxito. Según la agencia oficial de noticias del gigante asiático Xinhua, el cohete fracasó en su misión debido a un problema que se registró por las autoridades chinas, pero del cual todavía no han dado detalles.

En declaraciones oficiales, Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China aclaró que el cohete y su carga no fueron capaces de insertarse en la órbita prevista por lo tanto podría volver a recaer sobre tierra, por tanto, habría que estar al tanto de su futuro retorno para evitar cualquier percance innecesario. También agregó que, en la actualidad, las autoridades pertinentes se encuentran “investigando las causas del lanzamiento infructuoso”.

Más allá del fracaso de entregar el satélite de comunicaciones a la órbita geoestacionaria, el cual iba a posibilitar un mejor acceso a internet y una más extensiva recepción de canales de televisión en territorio chino, el fallo tiene una mayor significación para China. Primeramente, es necesario mencionar que un fallo en su programa espacial es muy raro. Los chinos siempre se han vanagloriado de sus incansables cálculos, los cuales han sido capaz de posicionar su sistema espacial entre los mejores del mundo. Por tanto, un error, en uno de sus cohetes, da mucho de qué hablar, inclusive después de supuestas arduas jornadas de cálculos y escenarios. Adicionalmente, levanta muchas sospechas sobre los cohetes Larga Marcha-5 Y2, los cuales son los primeros de una nueva generación destinado a cargas de hasta 25 toneladas. Las nuevas vacilaciones son suficientes para poner bajo investigación las futuras misiones espaciales ya programadas que iban a utilizar dichos cohetes.

Por lo pronto, la única misión en peligro inminente es la que está programada para el próximo mes de noviembre, si no hay ningún tipo de retrasos o percances técnicos. Esta tiene gran importancia para el programa espacial chino puesto que se trata de la misión lunar Chang´e 5, un proyecto destinado a la investigación de la superficie de la Luna por una sonda que será capaz de tomar muestras y devolverlas a la Tierra. No obstante, con los nuevos acontecimientos, se cree que las autoridades chinas pondrán en espera cualquier futuro proyecto sin importar su coste, hasta no resuelvan completamente los problemas descubiertos con este lanzamiento.

El primer uso de este tipo de cohete tuvo lugar con éxito el pasado noviembre cuando desde la misma base espacial se lanzó este cohete, reconocido como el más potente en la historia espacial de la nación asiática. Por ello, el presente fracaso presupone un retroceso a las últimas declaraciones visto que su uso no es del todo confiable y ya le está costando millones no planificados al programa chino. China, uno de los pocos países que poseen un programa espacial, se ubica junto a Estados Unidos y Rusia, en la cima de la carrera espacial a nivel mundial. Para estos, dominar el espacio tiene la mayor prioridad, por ello, resolver cualquier percance como este último, tiene la mayor prioridad.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)