Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 2 de julio de 2017

La carrera armamentística por Chris Paul

Por Miguel

“Esto es una carrera armamentística”, reconoció el gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey. “O estás metido en ella o te quedas al margen. Creemos que se trataba de juntar a James Harden y Chris Paul en su mejor momento, y nos da un plus para luchar con los grandes equipos de la liga”, continuó envalentonado el directivo, tras asegurar el que será, sin dudas, el mayor traspaso en el mercado de la NBA. Con Paul y Harden, juntos, en el mismo bando, los fanáticos de los Rockets sueñan con volver a una final de la NBA.

“Esto es una carrera armamentística”, reconoció el gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey. “O estás metido en ella o te quedas al margen. Creemos que se trataba de juntar a James Harden y Chris Paul en su mejor momento, y nos da un plus para luchar con los grandes equipos de la liga”, continuó envalentonado el directivo, tras asegurar el que será, sin dudas, el mayor traspaso en el mercado de la NBA. Con Paul y Harden, juntos, en el mismo bando, los fanáticos de los Rockets sueñan con volver a una final de la NBA que ha sido esquiva para esa franquicia, tras ganar títulos consecutivos en el 93 y 94, con una generación de jugadores que lideraba Hakeem Olajuwon.

Los Rockets de Houston de la temporada 2016-17, bajo la dirección de Mike D´Antoni, encantaron por su enorme poder ofensivo. James Harden estuvo en la pelea por el MVP de la campaña hasta el último momento y, aunque el triple-doble de Rusell Westbrook pesó más en la determinación final del premio, lo cierto fue que “la Barba” tuvo un campeonato de ensueño; aunque faltó el impulso decisivo, en el quinto y sexto partido de la semifinal de Conferencia, ante los Spurs de San Antonio. Ese “algo” que faltó explica la resolución de la directiva de Houston de pelear por el agente libre más apetecible del mercado. Ahora, creen en Houston, podrán batallar de frente contra los pesos pesado del fortísimo Oeste, es decir, los Warriors de Golden State, con Kevin Durant y Stephen Curry a la cabeza y los Spurs, de Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge.

En Los Ángeles de seguro lamentan el rompimiento total de su aclamado “Big Three” que nunca pudo llevar a esa franquicia a una final de la NBA. La partida de Paul de seguro vendrá seguida por la de Blake Griffin, así que DeAndre Jordan queda como líder del equipo. ¿Cuál fue la razón de la ruptura? Probablemente no el dinero (los Clippers habrían ofrecido una tentadora oferta), ni siquiera los supuestos problemas internos de CP3 con Austin Rivers (el hijo del entrenador), sino, en palabras del propio Doc Rivers, “Chris Paul se ha ido porque quería jugar con James Harden. No seamos retorcidos tampoco. Le deseo lo mejor, y no tengo ningún problema con él. Algunos dicen que se ha ido por DeAndre Jordan, otros por Blake Griffin e incluso por Austin Rivers. Pero sabemos que no se fue por ese motivo”, reconoció el coach.

Lo que gana Houston en esta “carrera armamentística” por Chris Paul queda claro, pero, ¿qué obtuvieron a cambio los Clippers? Los angelinos recibieron a Patrick Beverley, Sam Dekker, Lou Williams, Montrezl Harrell, DeAndre Liggins, Kyle Wiltjer y Darrun Hilliard, todo esto combinado con un dinero y una futura primera selección del Draft de 2018. Nada mal para un equipo que, a todas luces, necesitaba reconstruirse tras los repetidos fallos en los playoffs.

Probablemente ambas franquicias se autoconsideren ganadoras. Los Rockets podrán colocar a Paul de organizador y mover a la “Barba” a su posición habitual de escolta. Quedará por ver cómo lidian estos dos jugadores con su perenne ambición por mover ellos mismos la pelota. Mientras, los Clippers, según el propio Doc Rivers, “lo hicimos fenomenal. Beverley, Dekker o Harrell van a ser muy importantes para nosotros”, añadió. Es lógico que el coach muestre optimismo, pero lo cierto es que cuando se mira el panorama del Oeste, los Clippers probablemente regresen a los playoff la próxima campaña; pero les resultará muy difícil avanzar a la segunda ronda, aunque, como sabemos, ellos ya están acostumbrados a eso.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)