Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

sábado, 15 de julio de 2017

La droga en Cuba, una “opción cero”

Por Diana M.

El hecho de haber permanecido en una burbuja durante tantos años no ha hecho que Cuba esté exenta a las drogas. El consumo de este tipo de sustancias se ha extendido también a la isla, su gobierno lo reconoce, y actúa en consecuencia. El problema va más allá del mero consumo, atrae tras de si otros flagelos como la prostitución, el proxenetismo y la acumulación de riquezas, según lo reconoció en La Habana el Fiscal General de la República, Darío Delgado Cura, en la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento cubano, espacio que decide sobre las políticas que rigen el diario vivir de la nación.

Cuba lucha contra varios gigantes. Se enclava en un área rodeada por rutas de narcotráfico, en medio de tendencias a la legalización del consumo por países vecinos, una cada vez mayor producción de drogas tradicionales unidas a nuevas sustancias psicoactivas; realidades todas que atentan contra la “limpieza” del país. Unido a ello se haya el incremento de los visitantes extranjeros a la isla, portadores en muchos casos de sustancias de este tipo; además, según afirmó el propio Fiscal General, la condición de isla favorece el recalo de bultos de drogas.

Las provincias de La Habana (78 %), Las Tunas (4%), Granma (4%) y Camagüey  (3%) son las de mayor incidencia en la recepción y consumo de estupefacientes. El gobierno cubano se esfuerza por identificar los distribuidores en cada comunidad, a su vez maneja realiza trabajos profilácticos con familias humildes, de bajos ingresos y con mala formación. Campañas mediáticas intensivas, charlas y conferencias en los barrios y escuelas, toda acción es poca en Cuba si de combatir la droga se trata.

Según datos aportados en el seno de la Asamblea por Jesús Becerra, jefe de la Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR): “En lo que va de año hemos capturado 2 mil 830 kg de drogas, la mayoría no venía para Cuba, pero tenemos un impacto directo sobre ellas”, señaló.

Las sanciones contra los traficantes son diversas, entre ellas el decomiso de los bienes utilizados en el delito y la privación de libertad de sus ejecutores. A su vez, se decomisan viviendas o tierras cuando sus tenientes se involucraron en el tráfico de estupefacientes. El destino es noble. Las propiedades se convierten luego en hogares de niños sin amparo familiar o se les otorgan a familias necesitadas.

El slogan para muchos de los involucrados responde a un compromiso que le fuera hecho al mismo Raúl Castro, actual presidente del país y hermano de Fidel: “A la droga la combatiremos…a sangre y fuego”.

“No permitiremos que este fenómeno impacte en lo que nuestro país está proyectando hacia futuro”, agregó en la sesión parlamentaria el Coronel Juan Carlos Poey Guerra, jefe de la Dirección Nacional Antidrogas del Minint. La política hacia las drogas en esta isla al sur de Miami es, y continuará siendo “opción cero”.

 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)