Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

sábado, 1 de julio de 2017

La era del dinero fácil parece estar llegando a su fin

Por Juan

Los aumentos recientes de los tipos de interés por parte de la Reserva y las declaraciones de políticas del Banco Central Europeo pueden estar señalando el fin de la era de la política monetaria ultra expansiva. Ello no implica que los bancos centrales vayan a retirar de pronto el estímulo o que se trate de un esfuerzo por frenar el crecimiento económico. Muy al contrario, es un reflejo de que la salud económica mejora, lo cual favorece a todos los efectos a la renta variable. Los analistas son optimistas pero cautelosos con los acontecimientos de los próximos meses del año.

En medio de una recuperación global del crecimiento económico, los dos bancos centrales más influyentes del mundo están evaluando con cautela el restablecimiento de la normalidad monetaria. El Banco Central Europeo (BCE) retiró la referencia a tipos «más bajos» en sus previsiones sobre tipos de interés. El presidente Mario Draghi señaló que los datos confirmaron un impulso económico más vigoroso en la zona euro.

Por su parte, la Reserva Federal de EE.UU. probablemente eleve los tipos otra vez antes de finales de año. Aunque ambos bancos centrales se encaminan hacia la normalización, sus enfoques continúan siendo expansivos y prudentes. Ninguno de los dos considera necesario retirar el estímulo de manera enérgica. En mayo, la inflación subyacente en la zona euro descendió a un 0,9% interanual frente a un 1,2% el mes anterior. La tasa de inflación general se sitúa en el 1,4%, tras haber llegado al 2% durante un breve lapso en febrero, debido al aumento de los precios de la energía.

En EE.UU., la inflación también se mantuvo inesperadamente baja. La tasa de inflación medida a partir del gasto de consumo personal (PCE) cayó al 1,7% en abril con respecto a un nivel máximo de 2,1% registrado en febrero. Una integrante del Consejo de Gobernadores de la Reserva Federal, Lael Brainard, indicó recientemente que no estaba segura de que la rigidez del mercado laboral vaya a generar mayor inflación, puesto que otros países han experimentado una combinación inusual de bajo desempleo y bajainflación.

Finalmente, tras haber apostado tanto a estimular la recuperación, los responsables políticos no querrán ponerla en peligro si no es necesario. Los funcionarios europeos recuerdan la experiencia de 2011, cuando la política monetaria se endureció de manera prematura y se debió dar marcha atrás de manera vergonzante. El BCE se ha comprometido a mantener sus compras actuales de bonos de deuda pública –EUR 60.000 millones por mes– al menos hasta finales de año.

Así pues, aunque la Reserva Federal y el BCE están reduciendo cautelosamente el estímulo, la política seguirá siendo muy expansiva. Ello crea un entorno favorable para la renta variable mundial, puesto que los costes de endeudamiento aumentarán lentamente, mientras el crecimiento y los beneficios continúan avanzando. Parace sensato mantener una posición sobreponderada en renta variable mundial y de la zona euro.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)