Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 7 de julio de 2017

La fiebre del 9

Por Aliet Arzola

Hay muchos indicios, pero en concreto, no se sabe dónde jugarán Álvaro Morata, Diego Costa, Kylian Mbappé o Zlatan Ibrahimovic, algunos de los atacantes más atractivos que flotan en el mercado, esperando que los equipos interesados coloquen sobre la mesa de negociaciones la cantidad de dinero suficiente para ficharlos. Zlatan no continuará en el Manchester United, quizás Mbappé tampoco siga en el Mónaco, tal vez Morata termine quedándose en el Madrid y Costa marche al Atlético. Lo que sí parece un hecho es que Romelu Lukaku jugará con el Machester United, club que se ha adelantado al Chelsea en la pugna por el belga.

Desde Inglaterra cobraron vida fuertes rumores que situaban a Lukaku de rojo en Old Trafford por una cifra superior a los 80 millones de euros, con lo cual se alejaba del Chelsea, su principal seguidor desde hace meses. Romelu, objeto de deseo en suelo británico tras su gran Premier League con el Everton, estaba muy cercano a los Blues hace solo un par de semanas, pero al parecer las buenas relaciones del agente Mino Raiola con el Manchester cambió el curso de los acontecimientos. De su mano llegaron a los Diablos Rojos en el pasado verano Paul Pogba, Henrikh Mkhitaryan y Zlatan, por lo que no es de extrañar que el peso de su criterio haya incidido definitivamente en la decisión del ariete.

Según publica The Guardian, Lukaku pasaría reconocimiento médico en California este jueves y se incorporaría al United el próximo domingo, cuando la avanzada de la escuadra aterrice en Estados Unidos para comenzar la pretemporada. Tales afirmaciones tienen mucho sentido, porque el belga posó en una foto difundida a través de las redes sociales este jueves con Pogba y el basquetbolista Serge Ibaka, precisamente en la urbe californiana. La llegada de Romelu al Manchester cerraría el debate del nueve en el conjunto dirigido por Jose Mourinho, con muchas dudas en esa posición tras confirmarse que Zlatan no renovaría y con las dudas de la permanencia de Wayne Rooney, jugador que, pese a su experiencia, está muy lejos del nivel que demanda el club de Old Trafford.

Además, tal suceso alejaría a Álvaro Morata de Manchester, el destino que más había sonado para el atacante del Real Madrid. El español se ha planteado marcharse de la entidad blanca al no contar con el protagonismo que desea, y el United era una opción atractiva luego de garantizar su presencia en la Champions. Si bien el traspaso pudo cerrarse jornadas atrás, los rojos no se acercaron a la cifra (80 millones de euros) solicitada por los merengues, quienes no venderán a uno de los delanteros con mayor proyección de Europa por una baratija.

Existe ahora la posibilidad de que Morata enfile su mirada a Londres, donde podría reencontrarse con su técnico de Juventus, Antonio Conte. El ibérico dijo que algún día volvería a jugar a las órdenes del estratega italiano, y esta parece una oportunidad de oro. Claro, el Chelsea todavía hace cuentas, porque su estrella, Eden Hazard, anda lesionado y no se sabe cuándo ni cómo regresará, por lo que tal vez deban hacer una fuerte inversión en buscar un recambio de garantías. Además, todavía Diego Costa no está fuera de Stamford Bridge. El hispano-brasileño recibió un mensaje de Conte diciéndole que no contaba con él, pero el único equipo interesado en sus servicios, el Atlético de Madrid, no puede incorporar jugadores hasta el mercado invernal del 2018.

Todos estos detalles dejan al Chelsea con dudas respecto a la manera de operar sobre sus fichajes, lo cual podría retrasar una eventual llegada de Morata. Por ello, el español seguro se incorporará a las órdenes de Zidane el próximo 10 de julio, cuando comienza la pretemporada del Madrid, y en esos días el técnico merengue utilizará todos sus mágicos trucos de persuasión para buscar que Álvaro permanezca en el club blanco, como desean la mayoría de los aficionados y una parte importante de la cúpula del conjunto.    

La novela de Mbappé también va para largo, porque el joven francés es pretendido por media Europa, y su fichaje saldría mucho más caro que el de nombres ya mencionados. Se especula que el Mónaco no dejaría ir a su perla por menos de 130 millones, cantidad que muy pocos equipos pueden permitirse. El PSG, el Madrid y hasta el Arsenal (que ya contrató a Lacazette por casi 60 millones) suspiran por el juvenil goleador, quien hasta ahora no ha dado pistas sobre sus preferencias. Por último, Zlatan Ibrahimovic, en este momento lesionado, baraja opciones en algún club que busque un delantero de impacto pero que no tenga un peso determinante, porque él no podrá comenzar la temporada. El Atlético de Madrid era una buena opción, pues tendría tiempo de recuperarse y arrancar en enero cuando los rojiblancos puedan inscribir jugadores, pero la renovación de Fernando Torres cierra esa puerta y deja al sueco en un limbo del cual, asumimos, saldrá con su estirpe de guerrero indomable.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)