Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 4 de julio de 2017

La ONU planta cara al terrorismo

Por Diana Lorenzo

Un nuevo organismo adjunto a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) guardará por la seguridad de un mundo asediado hoy por el terrorismo. Se trata de una Oficina Antiterrorista, iniciativa de los estados miembros para mejorar la gestión y visibilidad de la Organización en esta esfera. Ante los representantes de las 193 naciones que lo integran, António Guterres, secretario general, propuso la formación de la Oficina centralizadora de funciones que cumplen hoy varios gabinetes en el seno de la ONU. La nueva entidad cuenta ya con un secretario adjunto, Vladimir Ivanovich Voronkov. El mismo será el encargado de coordinar y garantizar un mayor liderazgo de la ONU en la lucha contra el terrorismo, espacio en el que han ido quedándose atrás durante las últimas décadas.

Londres, París, Medio Oriente, han sido escenarios que han presionado a la mayor organización mundial, supuesta garante de orden y consensos. La Oficina no significará sin embargo un ente intromisor en los asuntos de Estado, según garantizó Guterres cada país será el artífice fundamental de las políticas antiterroristas. “Cualquier actividad de la nueva oficina sería en apoyo y a petición de los Estados miembros", aseguró el funcionario que instó además a no "interferir o intervenir", sino cooperar ante lo que constituye una "amenaza trasnacional".

Y aunque desde hace varios años la ONU tiene su propio gabinete antiterrorista, incluso los miembros del Consejo de Seguridad, fundamentalmente Francia, apoyaron la iniciativa. Al respecto, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, destaco la necesidad de interactuar de un modo eficaz entre las fuerzas de seguridad de los Estados miembros de la ONU y otras organizaciones internacionales, "incluido el intercambio de información sobre movimientos de radicales extranjeros y atentados planeados, formas y métodos de su actividad y sobre individuos concretos", agregó el funcionario.

Desde su campaña para el puesto de secretario general, Guterres ha defendido una reforma de la ONU que la coloque a la altura de los desafíos actuales de la humanidad, entre ellos la paz, el desarrollo sostenible y el respeto a los derechos humanos. Por su parte,  Voronkov funjía hasta el momento como embajador y representante ruso ante las organizaciones internacionales en Viena. Su gestión ha sido aplaudida, pues ha lanzado varios proyectos con la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (Unodc) y junto a su división antiterrorista.Antes de ser nombrado, el ruso fue director entre los años 2008 y 2011 del Departamento de Cooperación Europea donde jugó un activo rol en el proceso de negociaciones entre Rusia y la Unión Europea en la obtención de libres visados. Le resta demostrar ahora su pericia y valía para detener uno de los más grandes flagelos del mundo moderno: el terrorismo.

 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)