Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

lunes, 3 de julio de 2017

La oposición venezolana pide diálogo a disparos

Por Gustav98

Recientemente, la sede del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio de Poder Popular, en Venezuela, fueron atacados desde un helicóptero. Este hecho fue catalogado, por parte del presidente Nicolás Maduro, como un acto de terrorismo. El helicóptero robado portaba una pancarta con la frase “350 Libertad”, refiriéndose a un artículo de la Constitución. Las fuerzas policiales venezolanas identificaron al responsable del ataque como Óscar Alberto Pérez, quien era inspector de transporte aéreo del cuerpo policial. El presidente Maduro ha culpado al partido Primero Justicia de ser el impulsor de actos violentos en contra del gobierno y sus instituciones, al tiempo que expresó que son los líderes de este grupo opositor los que dirigen los ataques.

Este hecho fue catalogado como un acto de terrorismo por el presidente Nicolás Maduro, el cual ha explicado que los locales fueron blancos de granadas lanzadas desde el aire.

La aeronave secuestrada que se utilizó en el ataque realizó alrededor de 15 disparos contra el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, donde se desarrollaba una reunión a razón de la celebración del Día Nacional del Periodista y en donde se encontraban unas 80 personas. De ahí, el helicóptero se dirigió hacia el Tribunal Supremo de Justicia en el cual sesionaba la Sala Constitucional del Máximo Tribunal. En esta ocasión, los perpetradores realizaron algunos disparos y lanzaron cuatro granadas. El helicóptero robado portaba una pancarta con la frase “350 Libertad”, refiriéndose a un artículo de la Constitución. Afortunadamente el ataque al Tribunal Supremo no dejó saldos de víctimas ni para los trabajadores, ni para los peatones que circulaban las calles durante el atentado.

Las fuerzas policiales venezolanas identificaron al responsable del ataque como Óscar Alberto Pérez, quien era inspector de transporte aéreo del cuerpo policial, posición que le sirvió para robarse el helicóptero de la Base Aérea La Carlota. Las autoridades venezolanas también se encuentran investigando los posibles vínculos de este individuo con la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y sus relaciones con Miguel Rodríguez Torres, exministro del Interior.

Luego de los atentados, Oscar Pérez publicó un vídeo en el cual pedía la renuncia del mandatario venezolano, a través de un supuesto llamado a la libertad. El presidente Maduro ha culpado al partido Primero Justicia de ser el impulsor de actos violentos en contra del gobierno y sus instituciones y expresó que son los líderes de este grupo opositor los que dirigen los ataques. Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno también se refirió al asunto y señaló que “No se puede llamar de otra forma sino terrorismo”. Además, reiteró su rechazo a todo tipo de manifestaciones violentas que dañen las vidas de los ciudadanos y ciudadanas y se alegró de no tener que lamentar la pérdida de vidas humanas.

Por otra parte, varios países han expresado su condena a este ataque y su rechazo a las acciones encaminadas a desestabilizar el gobierno venezolano. Tal ha sido el caso de naciones como Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Cuba, Palestina y Turquía. El gobierno boliviano se refirió a la necesidad de lograr un diálogo entre el gobierno venezolano y las fuerzas opositoras, en busca de preservar la paz y la estabilidad del país. Ecuador, por su parte, hizo un llamado a la solución pacífica de controversias y a la no injerencia en los asuntos internos. De igual forma, Turquía condenó los ataques y afirmó su alivio de que no hubiese víctimas. Asimismo, manifestó su confianza en que la crisis en el país bolivariano se resuelva lo antes posible.

La situación en Venezuela se vuelve cada vez más inestable, por lo que urge encontrar una solución que no traiga grandes daños para su pueblo. Solo que esta decisión debe ser tomada al interior del país, incluyendo a las fuerzas involucradas y sobre la base del respeto a la paz interna y a la vida de sus ciudadanos.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)