Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

lunes, 10 de julio de 2017

Las monedas de Medvedev

Por Gabriel

El tenista ruso Daniil Medvedev cayó derrotado el pasado miércoles en Wimbledon frente al belga Ruben Bemelmans en uno de los encuentros más disputados de la jornada. El choque se saldó en cinco sets con marcador de 6-4, 6-2, 3-6, 2-6 y 6-2. Sin embargo, lo más relevante del paso del ruso por el césped británico no fue el competitivo choque frente a su par belga, sino la cuestionable conducta que mostró durante y tras este, como consecuencia de la cual ha sido multado con 14 mil 500 dólares. Medvedev se mostró muy iracundo e irrespetuoso con la juez de silla en varios momentos del partido, y al final llegó hasta a lanzarle monedas.

Número 49 del mundo, en total recibió tres sanciones. Estas fueron de tres mil, cuatro mil y siete mil 500 dólares, y estuvieron justificadas por los varios incidentes que el ruso protagonizó con la juez de silla portuguesa Mariana Alves, a la que terminó arrojándole varias monedas al final del encuentro. Medvedev no se las arrojó directamente a su cuerpo sino al suelo, pero se las agenció para que quedase bien claro que el gesto estaba dirigido a la lusa. Esta, por su parte, fue quien impuso las sanciones. La primera fue un aviso, la segunda la retirada de un punto al tenista y la tercera se produjo al final del partido, tras dar parte de la mala conducta del tenista luego del episodio de las monedas.

Como es de suponer, la actitud del atleta no fue bien recibida ni por la afición ni por la prensa que da cobertura al prestigioso torneo. Es lógico que muchos se estresen y molesten tras perder puntos en partidos tan disputados, pero parte de la grandeza deportiva está en el saber gestionar los ánimos, tanto en las victorias como en las derrotas. Luego del penoso incidente, Medvedev, de 21 años, se disculpó en la sala de prensa y manifestó que con su feo gesto no buscaba poner en entredicho la imparcialidad de Alves. “Estaba frustrado por la derrota. No tiene sentido lo que hice, pido disculpas”, declaró a los medios. Como dice el refrán, más vale tarde que nunca. Las disculpas del tenista son bien recibidas y aplaudibles tras el bochornoso momento que protagonizó, mas ello no borra lo que hizo ni tampoco hace desaparecer la cuantiosa sanción monetaria que tendrá que afrontar, muy superior en su monto a las pocas monedas que lanzó al suelo. Sin dudas, para la próxima tratará de controlarse más anímicamente y se lo pensará dos veces antes de hacer algo como eso.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)