Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 2 de julio de 2017

Las quemaduras, el peligro del hogar

Por G_nkerbell

las quemaduras son uno de los accidentes más graves e incapacitantes y constituyen una de las condiciones más devastadoras encontradas en la medicina. estas heridas afectan a todas las edades y se estima que alrededor de nueve millones de personas quedan dañadas en el mundo cada año debido a ellas. En la población infantil estas lesiones poseen un alto riesgo de mortalidad, presencia de lesiones invalidantes, funcionales y estéticas y son causa importante de muerte accidental en los niños, debido a que ellos se acercan con mayor frecuencia a elementos que pueden provocar esas lesiones. Antes de administrar los primeros auxilios para un quemadura, expertos aseguran que es importante determinar qué tipo de quemadura tiene la persona

Uno de los accidentes más graves y también más frecuentes en la actualidad a nivel mundial son las las quemaduras, entendidas como el efecto grave sobre la piel que producen agentes externos ya sean físicos, químicos o biológicos y representan una causa importante de muerte accidental, solo superadas por los accidentes de automóviles. Son uno de los accidentes más graves que constituyen una de las condiciones más devastadoras encontradas en la medicina. estas heridas afectan a todas las edades y se estima que alrededor de nueve millones de personas quedan dañadas en el mundo cada año debido a ellas. Estas alteraciones provocan shocks que pueden llevar al paciente a la muerte o dejar secuelas invalidantes, las partes quemadas del cuerpo pueden perder su función y deformarse, pues las cicatrices alteran el color y la forma de la piel.

Esas heridas muy dolorosas se clasifican según su profundidad y alcance en la piel. Las quemaduras de primer y segundo grado son muy dolorosas y pueden dejar como secuelas desde modificaciones del color y manchas, hasta cicatrices y verdugones mientras que las más graves, catalogadas como de tercer grado, no duelen porque los receptores del dolor de la piel quedan destruidos y forma escaras, tejidos muertos. Esas últimas no cicatrizan espontáneamente, razón por la cual requieren injertos de piel y pueden dejar enormes cicatrices invalidantes. La magnitud de la lesión no depende del lugar que se queme, sino de la profundidad y extensión, pero existen lugares que al quemarse dejan mayores secuelas que otros.

Las quemaduras en la población infantil poseen un alto riesgo de mortalidad, presencia de lesiones invalidantes, funcionales y estéticas y son causa importante de muerte accidental en los niños, debido a que ellos se acercan con mayor frecuencia a elementos que pueden provocar esas lesiones. Los niños, fundamentalmente de meses y hasta los cinco años, son uno de los grupos más afectados por quemaduras a nivel mundial, la mayoría ocasionadas por accidentes domésticos como el derrame de líquidos calientes, el contacto con corriente eléctrica y la aspiración de vapores.

Antes de administrar los primeros auxilios para un quemadura, expertos aseguran que es importante determinar qué tipo de quemadura tiene la persona, pero habitualmente necesitan atención médica inmediata, aunque se pueden realizar acciones para aliviarlas como dejar correr agua fría sobre la zona de la quemadura y cubrirla con un vendaje estéril y seco o con un apósito limpio, calmar a la persona y suministrarle algún medicamento que ayude a aliviar el dolor y la inflamación, además de alguna loción humectante. No se deben realizar hábitos cotidianos que la mayoría de las personas intentan como aplicar ungüentos, mantequilla o hielo, respirar soplar o toser sobre la quemadura, tocar la piel muerta o ampollada, retirar la ropa que esté pegada a la piel o colocar una almohada debajo de la cabeza de la persona si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.

Lo mejor, es prevenirlas también con hábitos usuales como mantener a los niños alejadosde la cocina, especialmenteal preparar bebidas calientes, utilizar sartenes o cafeteras, barbacoas y otros tipos de fuegos.Al preparar el baño de los niños se debe llenar primero la bañera con el agua fría; así evitará el riesgo de que puedan caer en agua excesivamente caliente. No vierta agua sobre aceite en llamas, pues  puede producir una explosión de graves consecuencias.

Las campañas de educación para la prevención y la rehabilitación de los incapacitados por quemaduras siguen en aumento a nivel mundial, en parejo al grave daño y afectaciones a la saludd que traen estas lesiones, que aún no se consideran en toda su potencia. Se hace necesaria una mayor difusión del tema de las quemaduras en general, pues las personas aún ignoran los verdaderos tratamientos que requieren estas lesiones, innovan y con ello pueden ocasionar un daño aún mayor. 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)