Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 6 de julio de 2017

Nuevo encontronazo entre Bolivia y Chile

Por Miss GD

El Gobierno de Chile  solicitó al de Bolivia que suspenda de una vez lo que calificó de doble discurso y politización de temas bilaterales y que abandone la hostilidad creciente, en relación con las demandas que ambas naciones han  presentado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya que involucran la autoridad de Bolivia sobre el río de Silala y la polémica salida al mar de esa nación. Chile solicita que el Gobierno de Bolivia se limite a presentar argumentos en la máxima instancia judicial, según destacó la Cancillería en un comunicado especial difundido este 5 de julio, con el objetivo de aportar una solución pacífica a las controversias que existen realmente .

De esa forma, el Ministerio de Relaciones Exteriores renegó de manera contundente las declaraciones del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien culpó a Chile de desobedecer las disposiciones reglamentarias de la Corte Internacional de Justicia en cuestión de mantener el secretismo sobre el desarrollo de los temas que se llevan a esa instancia. El comunicado hace énfasis en lo expresado este martes, 4 de julio, por el canciller, Heraldo Muñoz, quien negó que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, diera a conocer a la prensa contenidos de la memoria presentada el lunes ante la justicia en lo que respecta a la disputa por las aguas del territorio de Silala.

Según la opinión de la Cancillería chilena, es Bolivia quien no quiere acatar las reglas de la Corte, así como los principios de  la correcta administración de la justicia, porque se ha encargado de llevar en varias ocasiones este litigio marítimo de carácter bilateral  a varios foros internacionales, la prensa lo ha reflejado en incontables ocasiones e incluso han hecho numerosas campañas en redes sociales. En esa instancia, consideró las declaraciones del presidente boliviano como  un error imperdonable, ya que los argumentos de Chile, presentados por autoridades de ese país ante el máximo tribunal de las Naciones Unidas, se encuentran en conocimiento de la opinión pública desde la demanda del 6 de junio de 2016. El Gobierno incluso se encargó de puntualizar que ese documento fue publicado en el sitio web de la Corte Internacional de Justicia.

El reglamento oficial de la Corte Internacional establece que los escritos de una memoria y/o una contramemoria no se pueden hacer públicos bajo ningún concepto hasta el inicio de la fase oral del procedimiento. Pero esta disposición, según destaca la cancillería de Chile, expresamente no prohíbe que las partes puedan explicar e informar a la opinión pública de los casos que estén pendientes y los derechos que se están salvaguardando en esa Corte.  

Santiago llevó a inicios de esta semana la memoria de la demanda planteada contra Bolivia a La Haya esperando que el tribunal resuelva que las aguas de la zona del Silala sean declaradas como un río de carácter internacional al que Chile, por supuesto,  también tiene derecho. Bolivia, que rechaza terminantemente ese reclamo, acusa a Chile de haber desviado de manera artificial  los recursos hídricos que nacen en los manantiales bolivianos del Silala, cerca de la frontera, y de lucrar con esas aguas beneficiando así a determinadas empresas que nada tienen que ver con la propia Bolivia. Ambas naciones también están enfrentadas en el alto tribunal de Naciones Unidas por la demanda presentada en abril de 2013 por La Paz para exigir una salida al mar.

Bolivia se caracteriza por su mediterraneidad que hace precisamente referencia al hecho de que dicha nación se encuentra rodeada por tierra en todas sus fronteras, es decir, que no tiene una salida directa al mar. De esa forma, alude de manera específica a la situación como Estado sin litoral, devenido en un reclamo de acceso al océano Pacífico de parte del Estado Plurinacional de Bolivia, y entendido como un asunto de índole diplomática y fronteriza, que pretende involucrar a la República de Chile y, finalmente, a la República del Perú, por razones históricas y jurídicas.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)