Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 6 de julio de 2017

Nuevos descubrimientos sobre el Alzheimer y el Párkinson

Por ReyKewelta

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la universidad de Emory localizada en los Estados Unidos, demostró que dos enfermedades muy conocidas y sin cura, el Alzheimer y el Párkinson, tienen un origen común a pesar de sus manifestaciones tan diferentes. Se descubrió que ambas se asemejan en el plano bioquímico en el sentido que las dos son causadas por la acción de proteínas tóxicas, la Tau por parte del Alzheimer y la alfa-sinucleína por el Párkinson. Además se descubrió la enzima AEP la cual es responsable de hacer ambas proteínas tóxicas y capaces de adherirse a las células cerebrales. Se cree que este descubrimiento aportará luz al entendimiento de ambas enfermedades.

Un reciente estudio realizado por un equipo liderado por Keqiang Ye, investigadores de la universidad de Emory de los Estados Unidos, descubrió un nuevo acontecimiento que relaciona dos de las enfermedades sin cura más peligrosas conocidas por el hombre: el Alzheimer y el Párkinson. Según investigadores, ambas enfermedades tienen un origen en común, a pesar de afectar diferentes áreas en el cerebro. El estudio fue publicado por la revista científica Biología Molecular y Estructural Natural.

De acuerdo a los resultados obtenidos, ambas enfermedades se asemejan en el plano bioquímico debido a una enzima presente en sus orígenes, forma una proteína tóxica que se adhiere a las células cerebrales y terminan causando sendas enfermedades. No obstante, la proteína tóxica en cuestión se manifiesta de formas diferentes. En cuanto al Alzheimer, esta se adhiere a las celular proteínicas Tau, formando de así “enredos neurofibrilares”. Por su lado en el Párkinson, la proteína tóxica adopta una forma alfa-sinucleína la cual se adhiere a las células en el cerebro y forman así los llamados cuerpos de Lewy.

Los recientes descubrimientos salen a la luz debido a un estudio previo realizado por este grupo de investigadores cuando lograron identificar que la enzima AEP, es capaz de recortar la Tau del Alzheimer haciéndola más resistente y tóxica. Por tanto, en experimentos realizados con animales, descubrieron que las drogas que inhiben los efectos del AEP, tienen por consiguiente resultados beneficiosos en la lucha por el control del Alzheimer. Esto sin duda, fue un descubrimiento inédito. Probó por 1ra vez en años, que estamos entendiendo cada vez más esta terrible enfermedad.

Pero eso no es todo, ya que estos con los nuevos descubrimientos antes mencionados, demostraron que la alfa-sinucleína del Párkinson actúa de una forma muy similar a la Tau del Alzheimer por tanto, al realizar un estudio con personas que presentan dicha enfermedad descubrieron que la AEP también es capaz de recortar esta proteína tóxica. Por ello, también se asume que de poder controlar los efectos nocivos de la AEP, se puede controlar el alcance de los efectos del Párkinson.

Este descubrimiento no está corto de significación. Por primera vez en la historia se descubre este interrelacionamiento que además permite entender el funcionamiento de ambas enfermedades. También brinda una ruta a seguir en el futuro ya que ahora se sabe que inhibidores de deben desarrollar para detener la enzima AEP. Esto no tardara en materializarse en una medicina que sin duda revolucionará la lucha contra el Párkinson y el Alzheimer.

No obstante, queda mucho por descubrir. El líder del equipo, Ye, mencionó que la AEP se conoce a profundidad, por tanto asume que en su forma completa todavía puede recortar las proteínas tóxicas y causar daño a las celular en el cerebro. En adición, mencionó que esta no es la única enzima que divide la Tau o la alfa-sinucleína, por tanto todavía la creación de un medicamento totalmente eficiente está lejos, y la cura total está aun más lejos.

Sin embargo, los resultados son nuevos y positivos. Es mejor ir lentamente a no tener un camino seguro a seguir. Las futuras investigaciones del equipo es la de probar drogas inhibidores de la AEP en animales afectados por Párkinson. El líder del grupo concluyó diciendo que se encontraba entusiasmado ya que saben que ruta perseguir y espera grandes resultados en el futuro.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)