Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 7 de julio de 2017

Ocho años con CR7 en el Madrid

Por Aliet Arzola

El 6 de julio del 2009, Cristiano Ronaldo aterrizó en Madrid y fue presentado como jugador del club merengue, al cual llegaba procedente del Manchester United con una sola meta: escribir una historia dorada. Ocho años han pasado desde aquel día, recordado por todos los que se dieron cita en el estadio Santiago Bernabéu para su presentación, la cual se vivió con un sui generis lleno completo, porque nadie iba a jugar en el césped. Sin embargo, la sed de triunfos de los seguidores de la entidad y el cartel del recién llegado, motivaban la concentración de más de 70 mil almas.

Más de 90 millones de euros pagó el Real Madrid para hacerse con los servicios del crack portugués, quien entró al Bernabéu vistiendo el número 9 en la espalda y coreando un memorable ¡Hala Madrid! que estremeció las gradas. Florentino Pérez, el presidente de la institución, presentó a su nueva estrella acompañado de Alfredo Di Stéfano, la leyenda del club que ganó las primeras Copas de Europa en los años 50, y de Eusebio, el jugador portugués más renombrado de la historia. Desde su aterrizaje, Ronaldo causó un revuelo mayúsculo, en parte por su desorbitado precio, y además por las credenciales que traía. Solo meses atrás había conquistado con el Manchester la Premier, la Champions, el Mundial de Clubes y el Balón de Oro, sin dudas un palmarés que invitaba a la esperanza.

No obstante, su primer año con el Madrid a nivel colectivo no fue nada del otro mundo. Aunque ganaron la Copa del Rey, quedaron fuera de la Champions y en la Liga vieron al Barcelona pasarles por al lado, la primera gota de decepción para el delantero luso en España. La eterna batalla contra los catalanes, la permanente comparación con Messi y una lesión que alejó de las canchas varias jornadas, matizaron esa primera toma de contacto de Cristiano con el fútbol ibérico, donde marcó 33 dianas en 35 duelos. Justo si hablamos de sus registros goleadores, nadie puede reclamar a Ronaldo, quien ha sido un auténtico azote para los rivales.

Con el Madrid superó todos sus récords del Manchester, al anidar más de 50 balones en las redes por seis campañas consecutivas, incluidas dos con 60 bombazos. Estableció una marca de 17 tantos en la Champions del 2014, cuando el Real recuperó el cetro continental luego de más de una década buscando la Décima. Solo en la recién concluida contienda no alcanzó el medio centenar de goles, pero su sprint anotador en la recta final de la Liga y la Champions dieron al cuadro de Zinedine Zidane un doblete histórico, que no se conseguía hace medio siglo. Como es lógico, los éxitos colectivos en el Madrid y su incidencia en ellos, le han valido para ganar el Balón de Oro en tres de los últimos cuatro años, colocándose a solo uno de Leo Messi.

Con el tiempo, ya CR7 no es el mismo jugador y ha evolucionado de acuerdo a su capacidad física. Por ejemplo, a sus 32 años el portugués no tiene la misma velocidad de antaño, por lo que no intenta tanto el desborde ni tampoco se aventura con los regates supersónicos que lo convirtieron en una bestia de la banda. Sin embargo, ahora cuenta con mayor capacidad de definición, lee mejor las jugadas, se desmarca con facilidad y también posee visión suficiente para asistir a sus compañeros. Mantiene intacto el perfecto golpeo al balón con las dos piernas y su efecto letal de cabeza, por lo que se planta en el campo como el más fiero nueve en la historia del fútbol. Sin dudas, ocho años, 394 juegos, 406 goles, 125 asistencias y 11 trofeos después, podemos afirmar que el Madrid ha recuperado con creces todos los millones que pagó por Ronaldo.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)