Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 12 de julio de 2017

Síntomas de la hora del parto

Por Janet Rios

Una de las más grandes dudas que se plantea una mujer embarazada, sobre todo si es su primera vez, es cómo saber que el momento de dar a luz ha llegado. A la muchedumbre le encanta comentarnos que poseemos cara de parto o que tenemos la pipa bajita como si los síntomas del casi imperioso nacimiento del bebé estuvieran tan obvios. Realmente, cada experiencia es diferente y única, donde no existen estereotipos, pero sí una serie de pautas que pueden hacer que nos demos cuenta que él bebe ya está en camino y por lo tanto urge asistir a la clínica más cercana lo más pronto posible.

Se dice que sabremos cuando nos ha llegado la hora de conocer a nuestro bebe cuando sufrimos las tan nombradas contracciones de parto, a esto se le suman una serie de factores como es la pérdida de líquido que a veces confundimos con la orina, asimismo suele ser un asomo, pero puede suceder que se te desgarre la fuente y no comience el proceso de parto de tan rápido como esperamos. Luego se dice que ocurre la expulsión del tapón mucoso, lo cual es un síntoma que la hora se está acercando, pero desgraciadamente en ocasiones nos toca esperar, pues se dice que puede ocurrir varios días con antelación.

No debemos prestarle tanta atención a aquellas molestias en el segundo trimestre del embarazo donde podemos notar contracciones dóciles, no agudas y muy poco abundantes, pues la panza se nos pone dura como el balón de fútbol. Estas son reacciones normales del útero, que está subiendo y se prepara para la hora del parto. La diferencia es que en los días precursores al parto, las contracciones ayudan a suprimir el cuello del útero, por lo que se tornan más intensas y pueden empezar con ritmo y esfumarse de repente.

Pero si las contracciones son agudas, intensas y regulares, y no cesan aunque nos quedemos de reposo en cama, y las percibimos cada cinco minutos, alrededor de un tiempo de una hora; es entonces la señal que estabas esperando y ya debes acudir a la clínica. Estos dolores son cada vez más incomodos y no se nos quita ni en reposo. Se dice que estas contracciones trae consigo la dilatación del cuello del útero para facilitar que él bebe salga al exterior.

Si observamos pérdida de líquido abundante y no tenemos claro si es el líquido amniótico, orina o flujo, algunas abuelas recomiendan realizar pruebas caseras que nos ayudan a salir de las dudas como es el caso de ponernos un paño de color oscuro a modo de almohadilla sanitaria y toser con fuerza. Si sale más líquido, significa que se nos ha roto la fuente, pero si se queda el paño seco, entonces puede ser orina o un flujo un poco más grueso.

En el caso de identificar el tapón mucoso, se conoce que es una sustancia con aspecto gelatinoso que conserva cerrado el cuello del útero y bloquea al feto de posibles contaminaciones. Se dice que puede ser expulsado días u horas antes del parto, o incluso durante este. Suele mostrar un color rosáceo porque contiene residuos de sangre del cuello del útero. Además la pérdida del tapón, sin la representación de otras sintomatologías de parto, no es una razón para partir a urgencias, ya que no notifica el parto inmediato. No obstante, es conveniente avisarle inminentemente al ginecólogo por si considera necesario hacer un examen oportuno.

No debemos descuidar nosotras la gestante ninguna de las sintomatologías que podamos presentar en ninguna de las etapas de nuestro embarazo, pues todas ellas presentan características específicas que ante cualquier síntoma siempre es necesario acudir al especialista y comentarle nuestras dudas.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)