Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 9 de julio de 2017

Temer sigue sumando delitos en el Supremo Tribunal Federal

Por Gustav98

Cuando de Brasil se habla es necesario prestar atención. Durante el último año la imagen de la nación sudamericana se ha deteriorado a causa de la incapacidad de su clase política en el poder para solucionar los más acuciantes problemas económicos y políticos. Más bien, pudiera decirse que tienen un arte especial para aumentar la inestabilidad y en esto el presidente muestra buenas estadísticas. La situación en la nación sudamericana es tal que el presidente ha declarado que no asistirá a la Cumbre del G-20 con sede en Hamburgo, Alemania entre los días 7 y 8 del presente mes. En tanto nuevos cargos serán presentados próximamente ante el Supremo Tribunal Federal.

La crisis política que atraviesa Brasil desde hace un año comprometo la estabilidad en el Gigante Sudamericano y en la región latinoamericana en general. Las noticias sobre la situación política de Brasil son alarmantes. La semana pasada el Supremo Tribunal Federal (STF) de la nación tramitó una acusación contra el mandatario por corrupción pasiva. La propuesta fue considerada mientras temer se encontraba de gira por Europa en un intento de buscar soluciones a la crisis que lo mantuviesen en el poder. La imagen del presidente está muy deteriorada tanto al interior como en el extranjero y en estos momentos un grupo de diputados tramita una nueva acusación por compra de votos.

La situación en la nación sudamericana es tal que el presidente ha declarado que no asistirá a la Cumbre del G-20 con sede en Hamburgo, Alemania entre los días 7 y 8 del presente mes. Este nuevo escándalo se suma al de las grabaciones donde conspira contra la expresidenta Dilma Rousseff y a la que está en proceso de ser analizada por la Comisión de Constitución y Justicia del Parlamento brasileño.

Los nuevos cargos serán presentados por diputados del Partido de los Trabajadores, lo cual para nada resulta extraño; y aunque muchos pudiesen entenderlo como un acto de revancha, otros lo ven como un acto de justicia. Además de la compra de votos se imputará por otras causas como corrupción pasiva y activa, así como asociación delictiva y otros hechos que atentan contra la moralidad y la administración pública.

Según figura en la agenda presidencial, que es pública, el presidente dedicó un día entero a recibir a miembros de la cámara baja del Parlamento, en esta oportunidad fueron más de treinta. Pero sería un absurdo obviar el hecho que casi el 50% de los atendidos (6 miembros actuales y 5 suplentes)  pertenecen a la Comisión Constitucional y de Justicia (CCJ), la cual está encargada de analizar si la acusación contra Temer es admitida o no. Las fuentes gubernamentales declararon que el presidente había decidido atender todas las “demandas reprimidas” para poder asistir luego a su defensa. Lo anterior puede interpretarse perfectamente como un cambio de favores, con lo cual el presidente aseguraría mayores posibilidades de evitar el enjuiciamiento.

La CCJ cuenta con 66 miembros y es necesario el consentimiento de 34 de estos para que la Cámara Baja del Parlamento brasileño analice en pleno la denuncia contra Temer. Al respecto resulta curioso que el encargado de redactar el informe de relatoría para la CCJ es un miembro del actual grupo político gobernante, el diputado Sergio Zveiter (Partido del Movimiento democrático Brasileño).Para la selección fue tomada en cuenta la calidad del diputado en materia de leyes y la neutralidad. Evidentemente, el último de los mencionados no está muy claro y hace a la opinión pública dudar de la legalidad del proceso que se comienza.

Los hechos hablan por sí solos y la forma en la que se están desenvolviendo da una idea de cuan corroído está el sistema político brasileño; pues de ser aceptada las acusaciones contra Temer, sería la primera vez que en la historia republicana de Brasil se juzgasen de forma continua y en tan corto período de tiempo a dos mandatarios. No obstante, aun cuando no proceda el juicio, la situación actual es preocupante y alarmante.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)