Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 14 de julio de 2017

Trump no conocía los planes de su hijo

Por JoseGabriel

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a apelar al desconocimiento sobre los nuevos hallazgos que vinculan a familiares y personal de su campaña con la presunta injerencia rusa en los comicios presidenciales de noviembre. Preguntado el miércoles en una entrevista con la agencia británica Reuters sobre si tenía conocimiento de la reunión de su hijo Donald Trump Jr. el año pasado con una abogada rusa, el mandatario respondió que no sabía nada al respecto y que se enteró del hecho hace unos pocos días. De ser cierta su versión, la realidad reflejaría que el hijo, el cuñado y otros miembros del entorno de Trump actuaron de manera atrevida a sus espaldas, algo que cuesta creer a muchos.

Desde los tiempos de Reagan, que con sus dotes históricas y de capacidad para sensibilizar a la audiencia manifestó ante las cámaras haber sido engañado y desconocer la trama tejida por la CIA en el escándalo Irán-Contras, por todo lo cual pidió perdón, no se veía que un inquilino de la Casa Blanca desconociese aspectos tan importantes relacionados con su posición. El encuentro de Trump Jr, con la rusa Natalia Veselnitskaya en junio del año pasado, con el objetivo de obtener información relevante para atentar contra la imagen de la candidata demócrata, Hillary Clinton, ha sido un puntillazo más en la investigación de la trama rusa y la supuesta interferencia del Kremlin en las elecciones presidenciales a favor de Trump. El actual presidente dijo no saber nada del encuentro de su hijo con la abogada “hasta hace un par de días”, pero ciertamente cuesta creer que Jr., así como el esposo de Ivanka, Jared Kushner, y el que fuese jefe de campaña del magnate, Paul Manafort, pudiesen actuar a sus espaldas con tanta frecuencia y en aspectos tan importantes y sensibles.

De acuerdo con correos electrónicos divulgados el martes, el hijo mayor del presidente aceptó reunirse con Veselnitskaya porque esta dijo ser abogada del Gobierno ruso y tener información perjudicial sobre la demócrata Hillary Clinton. Ello, como parte del apoyo oficial de Moscú a la candidatura del republicano. Si bien el primogénito del presidente ha afirmado no haber obtenido información útil en ese encuentro, su mera asistencia deja mucho que desear sobre los patrones éticos bajo los que se guió la campaña del magnate.

Es sabido que en política parece valer todo, pero una vez se descubren las acciones más cuestionables, estas pueden revertirse y explotar en la cara a modo de escándalo. Si alguien lo duda basta con que recuerde el caso Watergate, salvando las posibles enormes distancias. Pese al descubrimiento y sus posibles significaciones, Trump no culpó a su hijo por el encuentro. “Creo que mucha gente habría tenido esa reunión”, aseveró en la mencionada entrevista, donde indirectamente le restó importancia a la acción de su descendiente. No obstante, el desconocimiento del mandatario no quita que los correos electrónicos de Trump Jr. son la evidencia más concreta hasta ahora de que la campaña del magnate pudo haber aceptado la ayuda de Rusia para ganar la elección, un aspecto que siembra muchas dudas sobre su presidencia y justifica con creces las investigaciones que al respecto se llevan a cabo en el Departamento de Justicia y el Congreso.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)