Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 4 de julio de 2017

Un año después del Brexit: ¿Qué ha pasado?

Por ReyKewelta

Tras un año de haber echado a andar y luego del comienzo de las negociaciones el pasado 19 de junio, el Brexit mantiene latentes muchas incógnitas. Casi un año debió pasar para que pudiera tener lugar este importante paso. Diversos analistas aseguran que el retraso en el cumplimiento de la voluntad plasmada por el electorado británico llevó a que este le retirara la mayoría al Partido Conservador en las pasadas elecciones en el Reino Unido. En tanto, otra cuestión cuyo impacto está por evaluar es la unidad del Reino Unido. Hasta el momento, Escocia e Irlanda del Norte han manifestado su decisión de permanecer en la Unión Europea. Igualmente,  ambos bandos negociantes han planteado sus exigencias, pero no se han logrado avances.

Ha transcurrido exactamente un año desde que los electores británicos dejaran claro en las urnas por una estrecha diferencia que su deseo era la salida de la Unión Europea. Además de la renuncia del entonces Primer Ministro David Cameron y el ascenso al poder de la actual líder del Partido Conservador, Teresa May; el Brexit ha concretado otras consecuencias al tiempo que otros efectos se encuentran en pleno desarrollo. Debido a las contradicciones dentro del Reino Unido, dentro de la Unión Europea y en la relación entre ambos bandos, el comienzo de las negociaciones tuvo lugar el pasado 19 de junio en Bruselas. Casi un año debió pasar para que pudiera tener lugar este importante paso.

Diversos analistas aseguran que el retraso en el cumplimiento de la voluntad plasmada por el electorado británico llevó a que este le retirara la mayoría al Partido Conservador en las pasadas elecciones en el Reino Unido. Dicha coyuntura obligó a Teresa May a aliarse al Partido Unionista de Irlanda del Norte para terminar gobernando en minoría. Asimismo, los efectos de este resultado electoral se harán sentir en las discusiones acerca del Brexit en el parlamento. Ahora las propuestas “duras” de May tendrán que flexibilizarse para ser pasadas por los bloques de oposición. Otro de los elementos más debatidos y polemizados es el del status del pueblo británico luego del Brexit, puesto que aún no se ha dado una idea clara sobre el asunto. Se prevé que las negociaciones duren alrededor de dos años y uno de los temas a aclarar rápidamente sea este.

Otra cuestión cuyo impacto está por evaluar es la unidad del Reino Unido. Hasta el momento Escocia e Irlanda del Norte han manifestado su decisión de permanecer en la Unión Europea. Por ello, pudiera darse el caso de que convoquen a una consulta para salir del Reino Unido. Frente a este panorama, la alta dirigencia del Reino ha afirmado que estos procesos pudieran tener lugar luego de completado el Brexit, puesto que esta opción se votó por el Reino Unido, no por las diferentes naciones. Por sí o por no, lo cierto es que el impacto está y puede traer consecuencias nefastas no solo para los británicos, sino para la economía de Europa y buena parte del mundo que tiene relaciones con los súbditos de Isabel II.

Para los británicos una de las demandas más importantes es sacar a su país del mercado único y de la unión aduanera. Sin embargo, pretenden mantener la libertad de movimiento entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. La política británica hacia la migración pretende ser selectiva, puesto que afirman quedar abiertos solamente para mentes de talento, y no tomar parte en las medidas de recepción de inmigrantes propuestas por diferentes países de la Unión Europea. Otro de los elementos en discordia entre Londres y Bruselas es el arreglo sobre las compensaciones mutuas por los daños económicos que el Brexit pudiera causar.

La Unión Europea ha fijado tres prioridades para exigir a May: la preservación de los derechos de los millones de europeos que habitan en el Reino Unido, evitar una frontera dura al norte de Irlanda y exigirle a Londres cerca de cien mil millones de euros por las compensaciones. Hasta el momento, solo se sabe que los británicos se han negado rotundamente a pagar.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)