Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

sábado, 8 de julio de 2017

Un día despertaremos... y encontraremos una gran guerra

Por Carlos

Quiero decirlo de esta manera: mi idea es sencilla, no quiero guerra, no deseo que dos, o tres, o cuatro naciones involucren a sus ciudadanos en un evento que solo trae tristeza, muertes, destrucción, maldad, temor, desgracia, historia negativa para una historia mundial que bien manchada está de sangre. Yo, como hijo de este planeta tierra, puedo oponerme, porque cualquier día próximo, en horas de la mañana, puede ser que me levante y un nuevo conflicto bélico, uno de gran escala, esté en marcha. Ojalá no suceda, pero las probabilidades están por reducirse a cero. Corea del Norte, por un lado, Corea del Sur, por el otro, con el apoyo de Estados Unidos, son los principales candidatos para consumir esta pesadilla que avizoro. Y es que no se pueden perder de vista los últimos acontecimientos que rodean a estas tres naciones, e incluyen a otras. Todo marcha fatal y el panorama, al parecer, se inclina a complicarse cada vez más.

Desde hace un tiempo, sobre todo en los últimos meses, con una serie de especulaciones y decisiones peliagudas, la península coreana vive una escalada de tensión debido a la persistencia de Pyonyang en seguir adelante con su programa nuclear y a sus reiterados lanzamientos de misiles balísticos. Corea del Norte efectuó el 21 de mayo el lanzamiento de un misil balístico de alcance medio, el conocido como Pukguksong-2, que  superó una distancia de 500 kilómetros, pero que cayó en el mar de Japón. Aquella vez, en forma de contundente respuesta, Estados Unidos envió un tercer grupo de combate a la región del Pacífico encabezado por portaviones. El objetivo: detener a Kim Jong Un.

Pero si bien en mayo, los de Corea del Norte probaron también su nuevo sistema de defensa antiaérea, ahora, dentro de las horas del festejo en EE.UU. este 4 de julio, como homenaje a su Día de la Independencia, la referida tensión tuvo un nuevo capítulo, ya que Corea del Norte ejecutó un nuevo ensayo con misiles y en esta ocasión confirmó haber disparado con éxito un ICBM, o lo que es lo mismo, un misil intercontinental que recorrió cerca de 930 kilómetros en cerca de 40 minutos de vuelo. El tema es que pocos piensan que realmente se trata de un misil intercontinental, pero todos saben que existió un (otro) lanzamiento, que ya no es poco.

Se trata, dicen los del norte, del misil Hwasong-14, que alcanzó una altitud que superó los 2.500 km, y cuyo disparo fue realizado cerca de la base Panghyon, donde el pasado 12 de febrero el ejército norcoreano disparó por primera vez su misil Pukguksong-2, también conocido como KN-15. Asimismo, se conoció que desembarcó  en una zona económica exclusiva de Japón, es decir, a menos de 200 millas náuticas de sus costas. De ahí que directivos militares de Corea del Sur convocaran de manera urgente al consejo de seguridad de esa nación. Eso sí, Estados Unidos expresó que había seguido el lanzamiento del misil por espacio de seis minutos.

El primer ministro de Japón indicó que no piensan tolerar las continuas provocaciones de Corea del Norte. Además, señaló que ese territorio ignora todas las advertencias de la comunidad internacional. Yoshihide Suga, secretario general del Gobierno nipón,  fue claro al advertir que estos lanzamientos representan un riesgo para el tráfico aéreo en la zona. Además, mencionó que son peligrosos para los buques que navegan por el mar de esa zona. Y es que la tensión crece a nivel mundial y yo no quisiera despertar un día y saber que la pesadilla se volvió realidad.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)