Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 5 de julio de 2017

Un salvavidas en la muñeca

Por Tecnología Newsgur

Verano es sinónimo de sol y calor, y para evadirse, muchos recorren a las piscinas, la playa o incluso los ríos son una opción. Pero el agua, si bien nos refresca y nos relaja, no está exenta de peligro. Los ahogos son noticia muchos días, especialmente en niños que aún no saben nadar. Pero para evitar estos trágicos accidentes ha llegado Kingii, una pulsera diseñada para salvar las vidas de los que la lleven puesta. La inventó Tom Agapides después de que un amigo suyo se ahogase. El mecanismo es sencillo: tan solo se ha de tirar de una palanca y un mini flotador saldrá al momento.

Este flotador es una bolsa que se llena de CO2 al tirar de la palanca. El gas que se libera llena esta bolsa y hace ascender al bañista hasta la superficie. Kingii es bastante eficiente: aunque se pesen 130 kilos será capaz de mantenerle a flote. La pulsera se adapta a las muñecas de las personas mayores de seis años y no pesa más que unos 160 gramos. Son de color naranja, con forma hexagonal e incluyen otros complementos que pueden ser útiles en caso de emergencia: una pequeña brújula o un silbato.

Kingii no es un sustituto perfecto al chaleco salvavidas, pero puede resultar un apoyo útil en un momento de extrema necesidad, ya que mantiene a flote al bañista hasta que es rescatado. Además, su pequeño tamaño permite llevarlo siempre encima cuando salimos a nadar. ¿Confiarías tu seguridad a Kinjii?

Fuentes

Comentarios destacados

Best Comments (last month)