Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 5 de julio de 2017

Vettel se libra de consecuencias mayores por su incidente con Hamilton

Por Gabriel

El piloto alemán de Fórmula 1 Sebastian Vettel es un tipo con suerte. Al menos así piensan muchos y no por el hecho de que el talentoso teutón sea tetracampeón del mundo o siempre tenga un coche rápido, sino porque se libra como ningún otro de cualquier calamidad que pueda surgirle producto de sus acciones cuestionables. Como una prueba más para esos que coinciden en la idea se muestra la decisión de este lunes de la FIA, que no ampliará la sanción impuesta a Vettel tras su último gesto de niño mal criado o acción antideportiva: chocar intencionalmente a Hamilton en el reciente GP de Azerbaiyán.

El suceso tuvo lugar durante el segundo safety car de Bakú. Hamilton, tricampeón del mundo y perseguidor principal de Vettel en la clasificación del campeonato actual, frenó algo más de lo esperado, sin que el germano se percatase. Producto de la maniobra del británico ambos monoplazas chocaron de forma ligera, pero esto enfadó tanto al piloto de Ferrari, que fue enseguida a ponerse a la par del Mercedes y le golpeó rueda con rueda, dañando los dos coches y limitando sus posibilidades en la carrera. La acción solo fue penada con un “Stop & Go” de 10 segundos, pero se pensaba que podría ir a mayores ante la intervención de instancias superiores de la FIA. Sin embargo, no fue así. El presidente del organismo automovilístico con sede en París, Jean Todt, el mismo que hizo presentarse a Vettel para que respondiera por su fea acción, decidió que bastaba con sus disculpas para exonerarlo de una sanción mayor. Resulta curioso que el francés haya tomado esa decisión luego de que la pasada semana declarase que lo hecho por el alemán, cuya irascibilidad es muy conocida en la Fórmula 1, dañaba la imagen de la disciplina y ponía en duda la severidad y justicia del sistema de penalizaciones.

Para Todt sabía a poco la parada de 10 segundos que le fue impuesta al corredor de Heppenheim, pero al final todo quedó en eso y poco más. Con las disculpas del piloto y del director de Ferrari, Maurizio Arrivabene, la FIA se dio por satisfecha. Como consecuencia de sus actos Vettel deberá participar por un año en tareas educacionales en las categorías inferiores de la F1 y se verá privado de formar parte durante 12 meses de las campañas de seguridad vial que fomenta el organismo automovilístico; un castigo adicional que muchos medios refieren como una ida de rositas de Vettel tras su fea actitud en Bakú. Quizás, alegan muchos, surtió efecto la supuesta presión ejercida desde Italia, a modo de amenazas de que la escudería roja dejaría de correr algún premio si sancionaban a su piloto estrella. De cualquier forma, lo cierto es que, excepto sus seguidores, son muy pocos los que aplauden la decisión de la FIA. Sienta un peligroso precedente para la ocurrencia de acciones similares, ya que en definitiva no se fue severo con un deportista que no respetó a un rival y menospreció públicamente a un director de carrera. Esperemos que Vettel se disculpa en persona con Hamilton, algo que no ha hecho, y que no sea víctima una vez más de su ira. Debe saber aprovechar el favor de la FIA y demostrar que es más ese gran campeón que conocemos, que un macarra capaz de perder los estribos a las primeras de cambio.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)