Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 23 de mayo de 2018

Un importante mapa de la leucemia

Por G_nkerbell

Un completo plano de la leucemia, con todas las rutas moleculares que sigue la lamentable enfermedad y las funciones de su genoma. Ese logro se debe a un equipo de investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer de la ciudad de Barcelona, abriendo las puertas a una mejor comprensión y un profundo abordaje de este tipo de cáncer.

Los científicos han logrado describir el epigenoma de la leucemia linfática crónica, el tipo más frecuente de esta enfermedad, y han comparado las diversas peculiaridades de las células que componen el 'mapa' con el de las células sanas, lo que ha develado algunos de los 'trucos' que emplea la enfermedad para hacerse cada vez más fuerte.

En concreto, han identificado hasta el momento unas 500 regiones en el genoma cuya función se altera cuando la persona enferma de leucemia. De hecho, los investigadores han comprobado cómo muchas de las mismas cambian su perfil para contribuir de manera directa a la expansión del trastorno.

Hemos logrado ver cómo las leucemias son capaces de crear una infraestructura molecular bastante eficiente para provocar un crecimiento descontrolado de las células malignas, explica Iñaki Martín-Subero, el jefe del grupo de investigación en Epigenómica Biomédica del Instituto y coordinador del trabajo.

Según Martín-Subero, esta investigación es la primera que consigue proporcionar un mapa completo de las funciones del genoma de este cáncer a gran resolución. Hasta el momento, los análisis sólo arrojaban resultados parciales, que no dejaban conocer cuál era la regulación de la enfermedad. Porque conocer la secuencia del genoma o sólo algunas capas del epigenoma no permite realmente saber cómo funciona, aclara el investigador español, cuyo equipo ya consiguió hace varios años la secuencia completa del genoma y del metiloma de la leucemia.

Tras poco más de cinco años de duro trabajo y gracias a técnicas de bioinformática, el equipo -en el que han participado unos 51 investigadores de 23 organismos de seis países -ha conseguido ampliar considerablemente la información disponible y ha podido describir unas 10 capas de información epigenética, lo que hace ya posible vislumbrar una panorámica bastante clara del plano que sigue la peligrosa enfermedad.

El trabajo, cuyos detalles aparecen en el último número de Nature Medicine, se ha realizado con la colaboración especial del Centro de Supercomputación de Barcelona y utilizando varias herramientas de secuenciación de última generación, así como varias técnicas avanzadas de biología computacional. Han sido necesarios unos largos dos años sólo para la recopilación de la información necesaria y otros tres para el estudio de un volumen de datos tan masivo, comenta Martín-Subero.