Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

lunes, 29 de mayo de 2017

El G7 declara la lucha contra el terrorismo

Por Elizabeth Almeida

Las naciones más poderosas del mundo acuerdan hacer frente común contra el terrorismo tras los atentados en Manchester. 

Tras los lamentables sucesos de Mánchester en que una veintena de personas perdieron la vida tras una detonación suicida, los líderes del G7 reunidos en la ciudad siciliana de Taormina firmaron hoy una declaración "sobre la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento" que atribuye una elevada importancia a la seguridad en Internet. En ese sentido, "El G7 pide a los proveedores de Internet y a las redes sociales que incrementen sustancialmente sus esfuerzos para resolver el problema de los contenidos terroristas" explicó el comunicado firmado por los siete países más ricos del planeta.

El primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, presidente de turno del G7, anunció la firma de esta declaración, paralela a la final de la cumbre, que se producirá este sábado, como "un mensaje de amistad, vecindad y colaboración" con Reino Unido.

Por su parte la primera ministra británica, Theresa May, agradeció el apoyo demostrado por sus pares y en su intervención recordó que los sucesos acontecidos el pasado lunes son la continuación de estos terribles hechos que han afectado a otros países del continente como Francia, Alemania y Bélgica. Numerosos medios de prensa se hicieron eco de las palabras de la diplomática cuando expresó que "la amenaza del Estado Islámico está evolucionando más que desapareciendo" y que "la lucha contra el terrorismo se ha mudado desde el campo de batalla hasta internet", instando de ese modo a las empresas tecnológicas que moderen y eliminen el contenido extremista que circula en las redes sociales y demás sitios digitales.

En ese sentido, el G7 en su declaración de quince puntos y tres páginas realizó un llamamiento a los proveedores y servidores de Internet, así como a las redes sociales, para "incrementar sus esfuerzos en la localización de contenido de índole terrorista". Además solicitaron  "desarrollar de manera urgente y compartir nueva tecnología y herramientas para mejorar la detección automática de contenido que incite a la violencia". Asimismo consensuaron estrechar su colaboración para gestionar "el riesgo derivado de los combatientes extranjeros y su dispersión a su regreso de zonas de conflicto" así como invertir en su identificación y expulsión; destacando la necesidad de "reforzar los esfuerzos y tomar acciones para cortar los cauces y los canales de la financiación del terrorismo y del extremismo violento".

La reunión fue abierta en horas del mediodía y se realiza en uno de los momentos más complicados pues se encuentran temas de marcada relevancia como los conflictos de Siria y Ucrania, la crisis con Corea del Norte, la tragedia de la llegada de refugiados e inmigrantes a Europa, el cambio climático y la proliferación del terrorismo en el viejo continente. Otro de los temas que genera más incertidumbre y controversia es precisamente la relación Estados Unidos-Rusia pues el propio presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señaló que "Desde la cumbre del G7 en Japón no hemos visto nada que justifique un cambio de políticas hacia Rusia" en relación al conflicto en Ucrania y la anexión de Crimea que provocó la expulsión de la potencia euroasiática del grupo.

Los países del G-7 representan más del 64 % de la riqueza global. En ese sentido, el G7 puede ser definido como "una alianza conformada por un grupo selecto de estados, con un posicionamiento estructural similar, sin barreras ideológicas, con disposición para coordinar sus políticas hacia la consecución de objetivos comunes y la voluntad para establecer algunos medios técnicos de cooperación" Los orígenes del G-7 se establecen en marzo de 1973, cuando, a petición del Secretario del Tesoro estadounidense, George Shultz se reunieron los ministros de finanzas de Estados Unidos, Japón, Alemania Occidental, Francia y el Reino Unido. En la cumbre de 1975, en Rambouillet Francia, se produjo la entrada de Italia y, dos años más tarde, en 1977, en la cumbre de San Juan, Puerto Rico, se unió a ellos Canadá.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)