Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 13 de junio de 2017

Con esta oposición habrá Rajoy para rato

Por JoseGabriel

Que de Mariano Rajoy son muchos los políticos y los ciudadanos que quieren librarse no es un secreto para nadie. Al Jefe de Gobierno le sobran los detractores y su imagen está cada vez más deteriorada, en gran medida debido a los escándalos de corrupción que, uno tras otro, sacuden a su partido y a sus círculos más cercanos. Sin embargo, la oposición política al gobernante del Partido Popular (PP), esa que de ponerse de acuerdo podría sacar a Rajoy de La Moncloa y mandarlo a casa, se ha visto incapacitada para sacar provecho de la situación y corresponder a las demandas de amplios sectores populares.

Un paso adelante en este sentido lo ha dado la formación Unidos Podemos con su moción de censura, polémica en tanto es alabada y cuestionada al mismo tiempo por todos los elementos del poder político que podrían llevarla a algún desenlace. Muchos aplauden la decisión de los morados de intentar con seriedad la salida de Rajoy del Ejecutivo, pero son pocos los ajenos al grupo que han decidido apoyarla para que consiga su objetivo. La oposición política al corrupto PP está muy dividida y si algo garantiza, incluso con más fuerza que el natural contrapeso que deben representar, es que habrá Rajoy para rato.

Otra muestra más de ello se produjo a inicios de esta semana, cuando el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) anunció que se abstendrá en la moción de censura de Podemos que se debate hoy en el Congreso. Según esta agrupación, liderada por su flamante y recién electo secretario general, Pedro Sánchez, “Rajoy es censurable, pero Iglesias no es presidenciable”. Su postura no hace más que evidenciar que a los actores tradicionales de la supuesta socialdemocracia española les preocupa más el ascenso de figuras emergentes y alternativas como Pablo Iglesias, que la permanencia o no del PP y su actual líder en el poder.

Como para no dejar margen a dudas, el lunes, el portavoz parlamentario socialista, José Luis Ábalos, comunicó en una reunión a puerta cerrada a los 84 diputados de la bancada del PSOE que el Partido se abstendrá en la moción de censura de Podemos. Así lo decidió Sánchez tres semanas después de su elección, con lo cual evidencia que su socialismo no contempla alianzas de peso con la formación morada. Si bien su postura es coherente con sus afirmaciones respecto a Podemos y su líder, Pablo Iglesias, no hace más que evidenciar que por ellos, los socialistas, no pasará una solución real de salida a la actual crisis del poder político español, empantanado en el descrédito. No se oponen a la moción porque sería apoyar indirectamente al PP y a Rajoy, la fuerza a la que deben oponerse sí o sí. No obstante, su abstención evidencia que prefieren la permanencia de sus contrarios antes que un eventual crecimiento de una fuerza de izquierda que los deja retratados, día tras día. Habría que ver cuál sería la posición formal del PSOE si el candidato alternativo de la moción fuese otro en vez de Iglesias. No obstante, la especulación queda en el terreno de lo eventual y lo posible y a ciencia cierta, hoy el PSOE no está por salir de Rajoy y su estela de corrupción y recortes.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)