Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 30 de junio de 2017

Enzo Zidane, al Alavés en busca de progreso

Por Gabriel

Enzo Zidane, hijo del actual entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, deja la disciplina merengue para jugar por el Alavés las próximas tres temporadas. Así se conoció este jueves en medio de las abundantes noticias referentes al mercado de fichajes y la información sorprendió a más de uno. La causa de la sorpresa no radica en que el conjunto campeón de Europa se esté desprendiendo de una de sus piezas claves, sino en la condición de hijo del míster de Enzo. Acostumbrados como estamos en estos tiempos a las bajas pasiones y a las actitudes menos objetivas, resulta asombroso que un hombre anteponga siempre y sin excepción su responsabilidad y sentido de lo necesario y justo a lo que el corazón y su individualidad le dicten.

Tal es el caso de Zizou, que desde el banquillo blanco se las arregla para lidiar con una plantilla repleta de estrellas y grandes egos, al punto de hacer que reine el buen rollo y todos comprendan que hasta los jóvenes y canteranos tienen un rol importante. Tan presto a cumplir con lo que le toca está el francés, que incluso no fuerza la permanencia de sus hijos en el club en el que se han formado. Sabe que Enzo necesita minutos para su progresión y que, en el Real Madrid, con todo y que él es entrenador y padre, no los tendrá. Pudo haber forzado que el chaval subiera definitivamente al primer equipo y darle los minutos que quisiese. Sin embargo, no resultaría coherente con la filosofía que ha venido predicando en su más de año y medio como DT y optó por lo más conveniente: buscar lo mejor para el Real Madrid, para su hijo como futbolista y para el futuro de la entidad blanca.

Con respecto a esto último, en el traspaso de Enzo al Alavés el Madrid se reservó una opción de recompra, tal y como hizo cuando vendió a Morata a la Juventus. De esta manera, el jugador podrá progresar en el club vasco durante tres años y, si su rendimiento y su clase lo meritan, regresará al Bernabéu para ser un Zidane más que contribuya a mantener la leyenda del calificado como el mejor club del siglo XX.

De momento, en el primer equipo del Madrid no hay sitio para él. Primera y segunda línea están muy bien cubiertas y el jugador de 22 años no tendría más que una presencia testimonial en los esquemas de su padre. Por ello, el traspaso es lo mejor para él y su desarrollo. El centrocampista defenderá los colores del equipo vasco por tres años y será formalmente presentado a la afición del conjunto la próxima semana, según dio a conocer su directiva en un comunicado.

Enzo ha desarrollado toda su carrera en el Real Madrid, desde alevines hasta el Castilla, al que llegó en la temporada 2015-2016. En el recién finalizado curso se entrenó muy a menudo con el primer equipo, aunque jugó para el Castilla. Con el Real Madrid solo disputó 45 minutos en la Copa del Rey, frente a la Cultural Leonesa, un encuentro en el que anotó un gol. En total, en las dos últimas temporadas jugó 78 partidos con el Castilla, en los que anotó siete goles y dio 15 asistencias de gol. Ha sido también internacional con la selección Sub-19 francesa, por lo que el Alavés se lleva un jugador con credenciales de futuro.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)