Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 7 de junio de 2017

Inglaterra: nuevo sello ¿Corbyn o May?

Por LauraB

El empate técnico está tocando las puertas de Inglaterra. Luego del efecto del Brexit (proceso de salida de la Unión Europea) la primera ministra Theresa May convocó a elecciones anticipadas. El principal rival, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, está buscando el voto  de quienes no tienen esperanza en el cambio, a los jóvenes. Dejando boquiabierta a todos, está logrando el convencimiento de ese porcentaje de la población inglesa. Los comicios generales para elegir al nuevo inquilino de la Número 10 de Downing Street tendrán lugar este jueves 8 de junio. Muchas de las encuestas señalan que la oposición al gobernante Partido Conservador aumentó la intención de voto por lo que vaticinan en estos momentos un empate técnico.

Específicamente, la consultora Survation ubica el apoyo a los conservadores (liderados por May) en un 41,5 por ciento; mientras que al Partido Laborista, (representado por Corbyn) le adjudica 40,4 puntos porcentuales. Obviamente el estrecho margen preocupa a los analistas porque evidencia un cambio de escenario político cuando los pronósticos daban una victoria “aplastante” a los conservadores. La Primera Ministra debe aumentar los legisladores de su bancada política  para de esa forma implementar y ejecutar el Brexit.

La cuestión se le complicó a May tras los recientes atentados terroristas ocurridos en Manchester durante un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. Y después los ataques en Londres. Es aquí donde entra Corbyn.

Su primera movida fue demandar la dimisión de la Premier por errores de seguridad ante los hechos terroristas. Específicamente, Corbyn dice que la culpa es de May porque cuando ella era ministra del Interior redujo en cerca de 20 mil la cifra de policías. El Laborista ha dicho que de ganar le subiría los impuestos a los ricos para financiar la sanidad y la educación públicas. Esto confundió a los votantes tradicionales de los laboristas porque decían que era “extrema izquierda” pura y dura. Sin embargo, ante los ataques terroristas, la dilatación del proceso del Brexit y el discurso político de Corbyn muchos parecen mantener su voto.

Ocurre también que el político y su equipo diseñaron una campaña que si bien no es del todo brillante, sí ha hecho el efecto que buscaba. El profesor de políticas de la London School of Economics, Patrick Dunleavy, compara, por ejemplo, que muchos de los que se le acercan as Corbyn lo creen simpático; ya en el caso de May es diferente porque la visualizan como una persona “rígida como una tabla, no habla con nadie y visita polígonos industriales solo con periodistas”. Lo cierto es que el éxito de Corbyn es la imagen de rebelde sin causa que emite y su capacidad para llegar a los “outsiders”. El candidato deberá esperar entonces por unos resultados en los cuales se sabrá finalmente si tuvo efecto o no su discurso y movidas políticas. A veces en política la popularidad y autenticidad de alguien no es suficiente para ganar una elección. Habrá que esperar entonces a los resutlados de los comicios.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)