Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 4 de julio de 2017

181 edificios altamente inflamables en Londres

Por Nilyam

El pasado 14 de junio el mundo amanecía con la impactante y triste noticia de un devastador incendio en el centro de Londres, Inglaterra. Las llamas, que devoraron la torre Grenfell, de 24 plantas y ocasionaron la muerte de al menos 80 personas, tuvieron su origen en una nevera defectuosa que se propagó desde un apartamento hasta toda la edificación. La tragedia desató una exhaustiva investigación en la que unos 250 especialistas analizan las cubiertas de aproximadamente 600 inmuebles en 51 zonas de la capital británica, luego de que la misma determinara que el revestimiento exterior y el aislamiento del rascacielo fallaron ante las pruebas de seguridad que les fueron realizadas. La torre había sido reformada el pasado año por empresas que, según está estudiando la Policía, podrían enfrentar cargos por homicidio involuntario. 

Luego del terrible incidente, las noticias relacionadas sobre el mismo no han dejado de aparecer en los medios de comunicación. En el plano político, el gobierno encabezado por la primera ministra, Theresa May, fue duramente criticado tanto por la prensa como por la oposición política, debido a la ineficiente gestión que desarrolló antes y después del siniestro, y la mala atención brindada a las víctimas. Agobiado precisamente por estos ataques, tampoco tardó mucho en presentar su renuncia el alcalde del barrio donde está la torre Grenfell, el conservador Nick Paget-Brown. 

Ahora es noticia que el equipo que está desarrollando la investigación en Londres identificó a un elemento muy inflamable como el principal material que recubría el edificio: estamos hablando del polietileno. Pero la investigación no se limitó a analizar las ruinas del rascacielo incendiado, sino que fue más allá, e incluyó el revestimiento exterior de decenas de inmuebles del área metropolitana para determinar si tenían materiales con productos inflamables. Los resultados han asombrado a muchos, que temen que se vuelva a repetir una tragedia similar, ya que hasta el momento se han identificado deficiencias en 181 de estos inmuebles de 51 zonas londinenses, o sea, todos los analizados hasta el momento, según un informe del secretario de Estado de Comunidades, Sajid Javid.

El incendio reabrió, en varios países, el debate y las discusiones en relación a la importancia de la seguridad y la protección contra el fuego. En España, por ejemplo, Javier Méndez, director del Gabinete Técnico del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid, explicaba que se deben tener en cuenta los elementos de protección pasiva y activos contra incendios en los edificios, regulados en el Código Técnico de la Edificación. En tanto, en Alemania, unas viviendas ubicadas en la localidad de Wuppertal fueron desalojadas la semana pasada tras determinarse que tienen un recubrimiento en la fachada parecido al de la torre londinense totalmente calcinada. El ayuntamiento de Wuppertal dijo que los vecinos regresarán a sus casas luego de que se retire el aislante que pudiera provocar otro incendio. Este revestimiento inflamable ya fue retirado del mercado por Arconic, la empresa estadounidense proveedora del producto a nivel mundial.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)